*No está mal que el gobierno quiera recortar gastos, pero tener en estas condiciones a sus servidores públicos es una burla

Por Monserrat E. Tenorio

 

El colmo de los colmos para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que en últimas semana ha sido la burla del país y protagonista de muchos memes en redes social a causa del recorte presupuestal de gastos generales fundado y motivado por la política de austeridad emitida por el Presidente de la República. 

La dependencia que debe velar por los derechos y condiciones de los trabajadores la (STPS) pretende que sus servidores públicos compartan equipo de cómputo para realizar sus actividades, y por si fuera poco limita el suministro de agua de garrafón y como no les fueron suficiente estas dos medidas se avienta por una tercera donde los trabajadores tendrán un uso limitado de energía eléctrica durante su jornada laboral.

La Secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde Lujan, se merece un aplauso por la sana distancia que tendrán sus servidores públicos en su regreso gradual, puesto que a partir de su regreso la mayoría compartirá equipo de cómputo. Ya que de acuerdo a las políticas de austeridad se han retirado las computadoras “no esenciales” de los funcionarios que ahí laboran. Por tal motivo y de acuerdo a las recomendaciones de la Secretaría de Salud  no solo de mantener la sana distancia y de no compartir utensilios tanto personales como de trabajo en dicha secretaría se tendrán que compartir los equipos o en su defecto llevar su propia computadora  para desempeñar sus funciones correctamente.

No solo se limita al 50 por ciento el suministro de garrafones de agua, sino que en algunas dependencias de dicha secretaría ya no cuentan con ese suministro. Son los trabajadores quienes tienen que cubrir estos gastos. Se suma una carga más a la mochila o bolsa del servidor público, ya no solo llevara su lonche, ahora también tendrá que llevar su propia agua y no se olvide de su equipo de cómputo, ojalá sea portátil.

Para evitar que el trabajador vaya con sobrecarga, le quitaron el cargador de su teléfono celular, puesto que ya no podrán cargar su equipo móvil dentro de las instalaciones por lo que ya no es necesario que lo eche a su mochila. En caso de emergencia o fallas técnicas del teléfono y se requiera cargar el dispositivo móvil, el propio servidor público tendrá que ver por sus propios medios como solventar la situación. Porque la titular Luisa María Alcalde Lujan truene, llueva o relampagueé no te dejará cargar tu celular.  

Se especula que la propia Secretaría está cambiando contratos de plaza de base por contratos de plazas eventuales, entonces si eso hace dicha dependencia, la cual se encarga de hacer valer la Constitución Política de los Estados unidos Mexicanos en sus artículos 5° y 123° en su apartado A y B Ley Federal del Trabajo, Reglamentos y Normas oficiales Mexicanas que les espera entonces a los trabajadores de empresas particulares. 

Donde están los derechos que la misma secretaría hace valer en otras dependencias. Que está esperando la STPS para  inspeccionarse a sí misma en algunas de sus tres materias, las cuales son: seguridad e higiene, capacitación y adiestramiento y condiciones generales de trabajo mismas que se encuentran estipuladas en el Reglamento General de Inspección del Trabajo y aplicación de sanciones en su artículo 10.

No está mal que el gobierno quiera recortar gastos, pero tener en estas condiciones a sus servidores públicos es una burla, sobre todo porque en su campaña el Presidente Andrés Manuel López Obrador propago que los trabajadores merecían estar en condiciones favorables al realizar sus actividades y ahora pretende hacer recortes en cuestiones indispensables y básicas. ¿Qué pasaría si la (STPS) fuera una empresa particular y a esta llegará un inspector federal del trabajo y les hiciera una inspección?