*Esperamos que los funcionarios corruptos y los pandilleros sean extinguidos de la llamada Máxima Casa de Estudios.

 

Foto: Alejandro Meléndez

Jorge Meléndez Preciado

Para Manuela Garín, excelsa  matemática y madre de Raúl Álvarez

Una bala segó la vida de la alumna del sexto semestre del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, Aidée Mendoza. El asunto continúa siendo nebuloso. En el salón de clases había 12 muchachos y un profesor. Oyeron un ruido como si se destapara una botella de champaña, pero no le dieron importancia. Aidée empezó a sentir molestias y luego descubrieron que tenía una herida y sangraba. Fue a los servicios médicos del plantel donde la auscultaron;  llamaron a una ambulancia que tardó de 45 a 50 minutos en llegar y finalmente murió en el hospital.

Para la procuradora  capitalina, Ernestina Godoy, no hay evidencias que el proyectil viniera de fuera. Ya declararon  sus compañeros y el profesor. Todo es un misterio pero demuestra, una vez más, que las instalaciones universitarias no están exentas de que ocurran hechos trágicos. Antes fue en la zona de frontones (23 de febrero de 2018),  donde según dijeron, en un enfrentamiento entre vendedoras de droga murieron dos sujetos.

Hace menos de un año, en septiembre de 2018, un grupo de porros apaleó a unos muchachos que protestaban frente a la Torre de Rectoría. Los represores fueron dirigidos  por Jesús Teófilo Licona, encargado de vigilancia universitaria. Los jóvenes protestaban por la inseguridad de alumnos y alumnas en las diferentes instalaciones. Esto provocó una de las manifestaciones más importantes que hemos visto en el interior de la Ciudad Universitaria.

Se sabe, desde que estoy en contacto con la UNAM  (medio siglo), que varias autoridades manejan grupos de choque, les posibilitan la entrada a los juegos de futbol y les consiguen algunas canonjías. Recuerdo muy bien que un director de preparatorias, Vicente Méndez Rostro, mejor conocido como Méndez Monstro por su fealdad, daba incluso dinero a los jugadores de futbol americano y dejaba a varios de ellos que inscribieran a quienes eran rechazados en el examen de admisión de entonces. Hace mucho que esto no es posible pero hay otras formas y métodos para corromper a pandillas. Ojalá que en este nuevo gobierno, se acabe eso porque tanto el PRI como el PAN no sólo lo permitían sino lo alentaban.

Hace poco, en la FCPS donde doy clases, chavos  de Santo Domingo, manejados según dicen por el entonces delegado de Coyoacán, Mauricio Toledo, invadieron las instalaciones y aparte de ofrecer  toda clase de estupefacientes, realizaban peleas de perros y llevaban a prostitutas. Afortunadamente, por la decisión de la comunidad y la intervención de las autoridades eso se acabó, amén que el señor Toledo, conocido ampliamente como El Tomate, ya no tiene la fuerza que le daban sus protectores:  Héctor Serrano y Miguel Ángel Mancera, senador por el PRD sin que milite en dicha organización. Pero  Mauricio dejó en su lugar a un títere que en Coyoacán sigue con la extorsión a vendedores y negocios: Manuel Negrete, un horror de ser humano que, desgraciadamente, fue patabolista de la UNAM y la selección nacional.

Recordemos, asimismo, que en mayo de 2017, se encontró en un teléfono colgada la alumna Lesvy Berlín Rivera. Se dijo que se había  suicidado, algo realmente imposible. Luego de la exigencia de muchos y de la insistencia de su valiente madre, Araceli Orozco, se volvió a realizar la investigación y se condenó a su novio por el asesinato   de Lesvy.

Otra estudiante de 16 años, fue abusada sexualmente en el CCH Vallejo. Ante eso,  se tuvieron que hacer pesquisas, una y otra vez, para dar con los responsables.

Según una encuesta de 2017, llevada a cabo por la organización Aequs, encabezada por Víctor Caballero, el 74 por ciento de los miembros de la UNAM se siente inseguro  y el 46 por ciento dice que ha visto algún ilícito en sus instalaciones.

Para evitar problemas, en algunas facultades y escuelas las labores concluyen a las 21 horas en lugar de las 10 de la noche, con el fin de no darles más posibilidades a los hampones y que todos viajen más seguros en los pésimos  transportes que circulan.

Ya hubo movilizaciones y llamados a protestar. Incluso en la FCPS se lleva a cabo un paro activo que durará hasta el fin de semana. Ahora la exigencia de varios colectivos como el mencionado más el de la Facultad de Filosofía   y Letras es que dimita el Rector, Enrique Graue (Periodistas Unidos, 1 de mayo, con base en información de Notimex). Durante la gestión del doctor, han ocurrido los lamentables hechos narrados y otros más, lo que muestra que el clima en la UNAM se ha enrarecido.

Mientras se investiga qué realmente ocurrió y se encuentra a los culpables, la jefa de gobierno de la CdMx, la universitaria Claudia Sheinbaum tuiteó: “Nuestro corazón con los  familiares y amigos de la joven estudiante Aidé y nuestro compromiso con la justicia”. Esperamos que así sea y que los funcionarios corruptos y los pandilleros sean extinguidos de la llamada Máxima Casa de Estudios.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44