*Este diciembre se cumplen 10 años del asesinato, en Chihuahua, de Marisela Escobedo, quien no ha recibido ni ella ni su hija la justicia que se merece.

Por Jorge Meléndez Preciado

Periodistas Unidos. Ciudad de México. 22 de diciembre de 2020.- La espléndida embajadora Martha Bárcena, anunció que, en marzo próximo, renunciaría a la representación de México en Estados Unidos. En una carta en la cual precisó que el cargo que ostenta se lo ha ganado a pulso, que le tiene respeto al presidente López Obrador y que realizará sus últimas tareas con la dignidad que la ha caracterizado.

Esposa del periodista Agustín Gutiérrez Canet, el cual hace poco dejó de ser un activo para el servicio exterior con el fin de no hacer sombra a ella, y éste tío de la señora Beatriz Gutiérrez Müeller, el compañero de oficio ha dado muestras de valentía, dignidad y crítica a lo que le ha parecido inconveniente en el terreno político sin dejarse intimidar.

Martha, por su parte, fue insistente que el gobierno mexicano felicitara como ganador en la contienda estadounidense al ya proclamado por todos mandatario, Joe Biden, pero esto no fue aceptado por el canciller Marcelo Ebrard. Por lo tanto, es mejor retirarse con orgullo y escribir sus memorias que estar en una chamba donde los enfrentamientos internos serán frecuentes.

Gran ejemplo de honestidad, valentía y congruencia el de Martha Bárcena.

En el lugar de ella se está proponiendo a Esteban Moctezuma Barragán, actual secretario de Educación Pública (SEP). En su lugar estará Delfina Gómez, la ex candidata de Morena a la gubernatura mexiquense. Decisión de gran importancia en estos tiempos aciagos.

En otro terreno, la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, anunció que separaba de sus cargos a Alejandra Chávez y Alejandro Ortiz, dos de los muchos participantes de aquel chat que intentaba desactivar protestas de artistas e intelectuales que reclaman ya no más negociaciones, sino acciones decididas de Cultura para apoyar a los trabajadores en este ramo.

Casi al mismo tiempo, renunció a una subsecretaría Natalia Toledo, hija del famoso pintor Francisco del mismo apellido. Se argumenta que la también poeta tenía Covid 19. Pero hay un mayor trasfondo atrás, el cual saldrá a la luz próximamente.

Por cierto, tres periodistas notables, Humberto Musacchio (Excélsior, 14 de diciembre) Juan Villoro (W. Radio) y Genaro Lozano (Reforma, 15 de diciembre), han señalado las deficiencias de la señora Frausto, quien lejos de poner orden y reactivar las actividades, ha caído en la modorra, el desdén o darles largas a grupos que exigen sus derechos para hacer funcionar con éxito las labores que han desplegado hace años.

La ineficacia de la señora Frausto es más que evidente.

En otros foros, Morena ha designado, mediante encuestas, según dice Mario Delgado, a varias candidatas a puestos de elección.

En Tlaxcala, Lorena Cuéllar le ganó la contienda a Dulce María Silva, esposa de César Yáñez, hombre cercano a López Obrador.

Nuevo León tendrá como aspirante morenista a la gubernatura a Clara Luz Álvarez, que es alcalde de Escobedo, la cual lleva ventaja de varios puntos respecto a sus rivales, y tiene la intención de voto de 31 por ciento, según la encuesta de Reforma (15 de diciembre).

Layda Sansores va por su tercera postulación en Campeche, donde su padre Carlos Sansores Pérez fue gobernador (1967- 1973) y presidente del PRI (1976-1979). Mientras Renato Sales Heredia, antiguo subprocurador de Justicia, propuesto por el PT, se queja de que los sondeos fueron desviados y equívocos (sic que no ve el pasado).

Y hay más damas como aspirantes de Morena. En Colima se postuló a Indira Vizcaíno.

Javier Corral ha realizado tareas múltiples para impedir que Maru Campos llegue a ser la candidata de Morena en Chihuahua, incluso señalándola como ligada a César Duarte, pero sus tareas no han fructificado, sino más bien fortalecido a la dama.

Cinco mujeres hasta el momento en el partido gobernante, algo que adelanta no sólo en el voto femenino, tan importante, sino que de cumplirse la propuesta de la ex jefa del TEPJF, Jeanine Otálora, que siete de 15 posiciones en juego en 2021 sean para ellas, muestra el adelanto de la organización mayoritaria en el país.

Actualmente, por cierto, hay dos gobernadoras, las Claudias: Pavlovich en Sonora y Sheinbaum, en la Ciudad de México. Incluso la presidenta Municipal de Puebla, de apellido Rivera, también lleva el mismo nombre que las citadas anteriormente, y la poblana aspira a su reelección.

Como sabemos, los hombres han acaparado las posiciones en la actividad política, y sólo, ocasionalmente, las señoras como Griselda Álvarez, la primera en llegar a la silla mayor en Colima, en 1979; Beatriz Paredes Rangel, en Tlaxcala y algunas más han podido abrirse paso.

Tiempo para las mujeres, como lo demuestra el gran movimiento feminista que sigue contra todos los obstáculos, incluso en acciones de cierta violencia. Algo mal visto pero que debe hacer reflexionar a todos con el fin de posibilitar el camino a quienes han luchado en diferentes frentes de batalla.

No podemos concluir este pequeño recuento, sin recordar amargamente que en este diciembre se cumplen 10 años del asesinato, en Chihuahua, de Marisela Escobedo, quien no ha recibido ni ella ni su hija la justicia que se merece. Para quienes no saben del asunto, es necesario ver Las tres muertes de Maricela Escobedo en Netflix.

También que el TEPJF, encabezado por el impresentable José Luis Vargas, millonario sin explicación, en lugar de enviar un comunicado diciendo que 7 de 15 gubernaturas deberían ser para mujeres, según la votación que ganaron los magistrados 4 contra 3, señaló que ello es un “exhorto”, en lugar de una obligación. Muy mal por el árbitro supremo electoral que ya tiene cuentas pendientes y aumenta sus negativos.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44