*La captura del alto mando trae, además, una ruptura en el ejército ya que Cienfuegos era asesor externo, por ley, del actual secretario de la Defensa: Luis Cresencio Sandoval.

Foto: Cuartoscuro

Por Jorge Meléndez Preciado

Periodistas Unidos. Ciudad de México. 19 de octubre de 2020.- Gran conmoción hubo en México al anunciarse la detención del secretario de la Defensa de Enrique Peña Nieto, Salvador Cienfuegos Zepeda, en California el 15 de octubre por la noche. Nunca la DEA había ejecutado un operativo contra un militar de tan alta gradación, muy ligado por cierto a Genaro García Luna y a otros personajes importantes.

La operación se denominó Padrino, como la trilogía de películas de mafiosos italiano

Es cierto que en 1997 (gobierno de Ernesto Zedillo) detuvieron al general Jesús Gutiérrez Rebollo en México, a quien sentenciaron a 40 años de prisión por estar ligado a cárteles. Pero también se dijo que fue una venganza del ex presidente ya que su hermano Rodolfo estaba metido en el narco y lo denunció el militar.

También estuvieron en prisión dos fichas muy notorias: los generales Francisco Quiroz Hermosillo y Arturo Acosta Chaparro. Ambos ligados a traficantes de mariguana y otras drogas. Los dos estuvieron inmiscuidos, asimismo, en la guerra sucia de los años 70: asesinato de jóvenes guerrilleros. El par salió de la cárcel y el segundo, Acosta Chaparro, fue asesinado después de intentar una negociación de todos los cárteles para intentar pacificar el país. No lo logró y pagó con su vida.

Otro secretario de la Defensa, Juan Arévalo Gardoquí, en el sexenio de Miguel de la Madrid, fue acusado de estar a las órdenes del Cártel de Sinaloa.

Pero estos y otros menos importantes siempre fueron detenidos en México. Ahora es en territorio estadounidense y con acusaciones de lavado de dinero y asociación con el narcotráfico. Algo que informó el embajador yanqui, Christopher Landau al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, al tiempo que se difundía la noticia por la prensa del vecino del norte.

Salvador Cienfuegos fue jefe de la zona militar de Guerrero y Jalisco, pero estuvo en el estado de México, donde hizo grandes ligas con Enrique Peña Nieto, quien siente que se le acerca una sombra muy grande y cada vez está más solo por García Luna y ahora Cienfuegos.

Salvador Cienfuegos, por cierto, negó cualquier acción del ejército en el caso Ayotzinapa, aunque el 27 batallón del ejército, se dice con información precisa, estuvo inmiscuido en el asunto. Además, en junio de 2014, 22 civiles fueron asesinados en Tlatlaya, a manos de los también llamados verdes y jamás se investigó el asunto. Y, por si fuera poco, las fuerzas armadas dieron apoyo a los grupos de autodefensa en Michoacán, lo que trajo un desbarajuste y enfrentamientos entre pocas agrupaciones civiles y muchos que estaban ligados a los mafiosos de aquella entidad.

En esta última operación estuvo metido uno de los consentidos de Peña Nieto, Alfredo Castillo, a quien con el objeto de protegerlo lo enviaron a manejar el deporte y sus múltiples negocios.

Algunos especialistas dicen que un hombre clave en estos enredos es el secretario de Gobernación final de Enrique Peña Nieto, Alfonso Navarrete Prida, quien fue procurador del estado de México cuando el asesinato del hermano de Carlos Salinas, Enrique. Asunto todavía no aclarado.

La Auditoria Superior de la Federación (ASF), hizo 88 observaciones de 93 negocios de la secretaría de la Defensa, cuando Salvador Cienfuegos, por manejos poco transparentes en adquisición de armas, equipos militares y de espionaje, entre ellos el famoso Pegasus para investigar hasta el fondo a los periodistas, quienes por cierto en Iguala están siendo asesinados, intimidados y perseguidos por dos grupos criminales que se dividieron de los Guerreros Unidos, quienes participaron en el caso de los 43 muchachos de la normal Isidro Burgos.

En la jefatura en la Defensa Nacional de Salvador Cienfuegos el Cártel de Jalisco Nueva Generación tuvo un auge inusitado.

La captura del alto mando trae, además, una ruptura en el ejército ya que Cienfuegos era asesor externo, por ley, del actual secretario de la Defensa: Luis Cresencio Sandoval.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44