*El gobierno veracruzano evade su obligación en la búsqueda al advertir que la responsabilidad es de la procuraduría de Tlaxcala, de donde salieron los muchachos.

De la redacción

Otro País Noticias, México, 25 de abril de 2018.- Las procuradurías de Tlaxcala y Oaxaca investigan la desaparición de seis jóvenes desaparecidos desde principios de abril.

Originarios de Tlaxcala, Erick, de 24 años; y dos de nombre Eduardo, de 25 y 24 años, viajaron a Oaxaca el 27 de marzo para visitar a un familiar y disfrutar de la Feria de la Mojarra que se realiza en el municipio oaxaqueño de San Miguel Soyaltepec.

 

Durante el trayecto y su estancia en Oaxaca mantuvieron comunicación con sus familiares hasta el 2 de abril. Después, no se supo más de ellos.

El Imparcial, diario de Oaxaca, afirma que la última vez que hubo contacto con ellos, acababan de ser puestos en libertad por elementos de la Policía Municipal de Soyaltepec, Oaxaca, que los detuvo instantes antes.

Para buscarlos, otros tres jóvenes de su familia salieron en una camioneta Dodge RAM color blanco con franjas negras y placas de circulación XB-637-42.

Viajaron a Oaxaca Jonathan, de 24 años, y Ubaldo, de 14, hermanos de uno de los jóvenes desaparecidos, y su cuñado José Armando, de 18, quienes salieron de Santa Cruz Quilehtla, municipio de Tlaxcala. Los tres también desaparecieron desde el 6 de abril.

Los familiares de los jóvenes acudieron a la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala para presentar una denuncia por el delito de desaparición de personas y viajaron a Oaxaca para hacer lo mismo en la procuraduría del estado.

El jueves 19 de abril, el titular de la PGJ de Tlaxcala, Aarón Pérez Carro, informó que la institución a su cargo abrió una investigación paralela para seguir el caso.

Los familiares de los seis jóvenes reportaron a las autoridades que en diferentes ocasiones tuvieron contacto telefónico con ellos, y que la última vez que tuvieron contacto ya regresaban a Tlaxcala por la carretera La Granja, Tres Valles, de Veracruz.

Las familias de los seis desaparecidos se trasladaron esta vez al municipio de Tuxtepec, Oaxaca para dar inicio a la carpeta de investigación 1090/FTDAI2018, ante la titular de la Fiscalía Especializada para Delitos de Alto Impacto de la Región de la Cuenca de la Fiscalía General de ese estado.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, no desestimó la probable desaparición de los jóvenes en el territorio de su estado, pero dijo que la responsable de la investigación es la Fiscalía de Tlaxcala. “Si nos piden alguna colaboración estaremos prestos y en la mejor disposición de apoyarlos”, declaró ante la prensa.

No obstante, el acuerdo 25/2011 de la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado  (PGJE) y el Protocolo Homologado para la búsqueda de personas desaparecidas de la  PGR –ambos de aplicación obligatoria en Veracruz por disposición del acuerdo 3/2017 firmado por Jorge Winckler Ortiz en su carácter de Fiscal General– establece la obligación de los fiscales de iniciar de oficio una carpeta de investigación con el simple conocimiento por cualquier medio de la desaparición de cualquier persona. Es decir, sin que sea necesario que soliciten apoyo los gobiernos de Tlaxcala y Oaxaca.

El Ejido La Granja es la comunidad veracruzana más inmediata a Temascal, Oaxaca: se encuentra a 21 kilómetros en línea recta y es el punto inicial de la carretera federal 145, un tramo que registra en ambos frentes eventos trágicos contra los derechos humanos.

A 19 kilómetros al sur del Ejido La Granja se ubica el rancho El Diamante, en el municipio de Tres Valles. Allí, en junio de 2014 hallaron 31 cadáveres en fosas clandestinas.