*Las principales actividades del Encuentro son los talleres en los que hablan todas las mujeres que lo deseen, sin limitaciones


Otro País Noticias, Buenos Aires, 14 de octubre de 2017 (Notimex).- El 32 Encuentro Nacional de Mujeres comenzó hoy en Argentina con la participación récord de 70 mil mujeres que durante tres días debatirán sobre derechos y equidad, en una de las citas más importantes de los movimientos feministas a nivel internacional.

En esta ocasión, la sede del Encuentro es la ciudad de Resistencia, capital de Chaco, una provincia ubicada a mil kilómetros de Buenos Aires y que se caracteriza por su pobreza y conservadurismo, pero que desde este sábado y hasta el lunes quedará alterada por la presencia de infinitos colectivos de mujeres.

El Encuentro Nacional de Mujeres de Argentina se volvió legendario porque, en un caso inédito, logró realizarse de manera anual desde 1985 con una creciente convocatoria, ya que en ese momento participaron mil mujeres, pero el año pasado, en Rosario, fueron más de 60 mil, cifra que se superará en esta edición.

Además de los multitudinarios actos de apertura y clausura y las marchas, las principales actividades del Encuentro son los talleres en los que hablan todas las mujeres que lo deseen, sin limitaciones, con la pluralidad como premisa.

“Los talleres nos permiten descubrir que no estamos solas, que podemos juntarnos para dejar de lado nuestros sufrimientos y cambiar la realidad de nuestro país”, señalan las organizadoras en la presentación oficial del Encuentro.

En los 71 talleres que habrá en Resistencia se debatirá sobre mujeres y discapacidad, ciencia y educación, tecnología, crisis mundial actual y deuda externa, violencia y maltrato, campesinas, educación sexual integral, migraciones, activismos y feminismos.

También se hablará sobre abuso y acoso sexual, solidaridad e integración latinoamericana, sexualidades, trabajadoras sexuales, cultura y arte, deporte y actividad física, religiones, trabajo doméstico, feminización de la pobreza, maternidades y adicciones, entre otros temas.

Al Encuentro acuden colectivos de mujeres de partidos políticos, sindicatos, universidades, organizaciones de derechos humanos, indígenas y de diversidad de género, amas de casa y mujeres de cualquier oficio y profesión.

Este nivel de organización feminista permitió, por ejemplo, que en 2015 en Argentina naciera el movimiento “Ni una menos”, que luego se replicó en otros países para repudiar los feminicidios y todas las formas de la violencia machista