Otro País Noticias, Ciudad de México, 7 de junio de 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó su desacuerdo con las estimaciones de las calificadoras sobre México, al argumentar que su metodología es caduca ya que no incluye la variable de corrupción y sostuvo que Petróleos Mexicanos (Pemex) no tiene ningún problema para reestructurar su deuda.

Indicó que dichos grupos no fueron objetivos ni profesionales, además de que no tomaron en cuenta que se estabilizó la producción en Pemex en un tiempo récord y que actualmente se trabaja en la producción de 22 campos petroleros, con lo que a finales del año se producirá más.

En ese sentido cuestionó dónde estaban las calificadoras cuando se desmanteló la empresa productiva del Estado y había corrupción tolerada, “se hicieron de la vista gorda… y ahora a cinco meses de gobierno se dan cuenta de que está mal”, expresó en su conferencia matutina.

También anunció que este viernes se presentará un informe sobre la deuda de Pemex.

Fitch Ratings bajó las calificaciones de largo plazo en moneda extranjera y moneda local en escala internacional de Pemex, de BBB- a BB+, con perspectiva negativa, en línea con descenso en las notas de México.

En un reporte dado a conocer el pasado miércoles 5 de junio, expuso que la baja en las calificaciones aplica para las emisiones de deuda en el mercado por un monto de alrededor de 80 mil millones de dólares.

En un comunicado, Pemex consideró “excesivamente severa” la conclusión de la agencia calificadora.

La empresa productiva del Estado indicó que durante los primeros seis meses de este gobierno han materializado logros contundentes que no se habían logrado en muchos años.

“No coincidimos técnicamente con los supuestos que sustentan la decisión de Fitch Ratings, especialmente porque se da en un contexto de reducción de cuatro niveles en un periodo de tan sólo cinco meses”.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) expresó su firme desacuerdo con el enfoque aplicado por la evaluadora Fitch Ratings y reiteró su compromiso con Pemex para consolidarla como una empresa eficiente y rentable en el mediano y largo plazo.

“Esta acción sobre la calificación soberana de México y de Pemex se da aún cuando se ha demostrado el apoyo total del Gobierno federal a la empresa ya que se está trabajando en dar una solución a sus problemas estructurales y financieros”.

(Notimex)