• La convocatoria fue hecha por EU, Corea del Sur y Japón ante el lanzamiento del misil que sobrevoló territorio japonés

Otro País Noticias, Naciones Unidas, 28 de agosto de 2017 (EFE).- Las misiones para la ONU de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón pidieron hoy una reunión urgente del Consejo de Seguridad en respuesta al nuevo lanzamiento de un misil norcoreano que sobrevoló territorio japonés antes de caer en el Pacífico.

La petición de estos tres países fue hecha pública en la cuenta oficial de Twitter de la misión japonesa en Naciones Unidas, sin dar más detalles sobre la misma. Asimismo, el Ejército de Corea del Sur llevó a cabo hoy ejercicios de bombardeos aéreos próximos a la frontera con Corea del Norte, en respuesta al misil norcoreano que sobrevoló territorio japonés antes de caer en el Pacífico.

Seúl desplegó cuatro cazas F-15K que lanzaron bombas sobre un objetivo situado cerca de la frontera desmilitarizada que separa a las dos Coreas (DMZ), con el objetivo de “mejorar las capacidades de destruir al liderazgo enemigo”, según el portavoz de la presidencia surcoreana, Yoon Young-chan.

Las maniobras se llevaron a cabo después de que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, ordenara a su Ejército “exhibir sus capacidades para sobrepasar las fuerzas norcoreanas en caso de ataque”, señaló el portavoz en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

En la misma línea, el portavoz del mando conjunto de las fuerzas surcoreanas, el oficial Roh Jae-chon, advirtió que Corea del Norte se enfrentará a represalias si continúa con sus ensayos armamentísticos, y señaló que el nuevo lanzamiento supone “otra flagrante violación” de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

El de hoy supone el decimotercer lanzamiento de un misil balístico por parte del país asiático en lo que va de año, añadió el portavoz del mando conjunto en un comunicado.

El misil, disparado desde las proximidades de Pyongyang, cayó a unos 1.180 kilómetros del cabo de Erimo, en el extremo nororiental del archipiélago japonés, tras recorrer una distancia total superior a los 2.700 kilómetros y alcanzar su punto álgido a unos 550 kilómetros de altura antes de caer al mar.

El nuevo ensayo armamentístico norcoreano tuvo lugar después de que el sábado Pyongyang lanzara tres proyectiles balísticos de corto alcance a las aguas del mar de Japón, y tras probar el mes pasado dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM).

El primero de estos lanzamientos, llevado a cabo el 4 de julio, le valió al hermético país asiático un paquete de nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.