*El anuncio fue hecho en Guatemala por el presidente Jimmy Morales y en Nueva York por la canciller Sandra Jovel.

Otro País Noticias, Guatemala, 7 de enero de 2019.- El gobierno de Guatemala anunció hoy el rompimiento definitivo con la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG), instancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que operaba en el país centroamericano desde 2006.

El anuncio fue hecho en Guatemala por el presidente Jimmy Morales y en Nueva York por la canciller Sandra Jovel, quien visitó la sede de la ONU en medio de la más reciente tensión entre el gobierno y la CICIG.

En una rueda de prensa, acompañado por su gabinete, Morales justificó las razones por las que decidió terminar el mandato de la comisión internacional que investigaba casos de corrupción en su gobierno.

Enumeró lo que consideró acciones ilegales y violaciones a los derechos humanos, además de decisiones que ponen en riesgo la seguridad de la nación y la soberanía de Guatemala.

A las acusaciones contra la CICIG y la ONU se sumaron ciudadanos que dijeron haber sido víctimas de la instancia internacional y que fueron invitados a la extensa conferencia de prensa.

Poco antes, la ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, informó en Nueva York al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la decisión de dar por concluido el mandato de la CICIG.

Jovel señaló que espera que Guterres respete la decisión soberana de Guatemala y la carta del organismo en la soberanía de los pueblos.

La canciller adelantó que los funcionarios de la CICIG deben salir del país y que la comisión deberá transferir las capacidades a las instituciones nacionales.

“Iván Velásquez y su personal ya no son funcionarios”, expresó Jovel al referirse al presidente de la comisión, de nacionalidad colombiana, a quien le fue impedido el ingreso al país desde hace meses.

El fin de semana pasado, autoridades de migración impidieron el ingreso del investigador colombiano Yilen Osorio, quien fue retenido por más de 24 horas en el aeropuerto internacional de La Aurora, Guatemala.

El rompimiento definitivo de Guatemala con la CICIG se da mientras ese organismo investigaba denuncias de corrupción contra el propio presidente Morales y su familia.

Otras investigaciones llevaron a la cárcel en 2015 al expresidente Otto Pérez Molina y a su vicepresidenta Roxana Baldetti.

Rechazo de la ONU

En Nueva York, sede de las Naciones Unidas, el secretario general de la ONU, António Guterres, “rechazó enérgicamente” hoy la decisión de Guatemala de poner fin a las actividades de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y espera que ésta siga activa hasta el próximo septiembre.

“El mandato de la Comisión finalizará el 3 de septiembre del 2019. Hasta esa fecha, esperamos que el gobierno de Guatemala cumpla íntegramente con sus obligaciones legales en virtud del Acuerdo”, subrayó en un comunicado oficial.

Guterres reaccionó así a la decisión del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, de dar por terminado este acuerdo, tal y como anunció hoy en la sede de Naciones Unidas la canciller de ese país, Sandra Jovel, tras mantener una reunión con el propio Guterres.

Jovel declaró ante los medios de información que los funcionarios de la ONU “deberán entregar sus capacidades a las instancias correspondientes” y abandonar Guatemala.

“Después de 16 meses de espera por una solución conciliatoria y con el objeto de restaurar las garantías de los derechos humanos y las garantías constitucionales del sistema de justicia guatemalteco y en un plazo de 24 horas de recibida la notificación que hoy se le dijo al secretario general, el gobierno” da por terminado el acuerdo, afirmó la jefa de la diplomacia de Guatemala.

En su comparecencia, la ministra insistió en que esta decisión fue tomada por el presidente “de acuerdo con sus facultades exclusivas que le otorga la Constitución”, así como “las facultades legales que le otorga el derecho internacional” por considerar que la ONU ha cometido una “violación grave” del acuerdo.

La jefa de la diplomacia guatemalteca subrayó que su país lleva un año y medio “buscando un diálogo” con la ONU, a la que acusó de “pasividad y falta de respuesta”.

En este sentido, Guterres subrayó hoy que Naciones Unidas ha mantenido contactos de “manera constructiva con el gobierno de Guatemala, a varios niveles, durante los últimos 16 meses”.

“El secretario general espera que el gobierno de Guatemala respete sus compromisos internacionales para garantizar la protección del personal tanto internacional como nacional de la Cicig”, se apuntó en el comunicado.

En el breve comunicado, Guterres también hizo hincapié en “la importante contribución de la Cicig en la lucha contra la impunidad en Guatemala”.

Para tomar esta medida unilateral, la ministra guatemalteca invocó, entre otras razones, “la extralimitación de la comisión en su mandato y en sus funciones invocando una supuesta lucha contra la corrupción” para “realizar una persecución selectiva y mediatizar y politizar la persecución penal y la justicia”.

La canciller guatemalteca llegó ayer a Nueva York en una visita no anunciada, horas después de que la Corte de Constitucionalidad (CC), el máximo tribunal de Guatemala, permitiera la entrada al país del investigador de la Cicig Yilen Osorio.

Osorio, de nacionalidad colombiana, permaneció retenido más de 24 horas en las instalaciones del Aeropuerto Internacional La Aurora, de la capital, después de que las autoridades migratorias impidieron el pasado sábado su ingreso a Guatemala.

El presidente Morales había anunciado el año pasado que no renovaría el mandado de la Cicig, el cual finalizaba en septiembre próximo.

El organismo de la ONU se instaló en Guatemala en 2007 con el fin de desmantelar las mafias y corruptelas en el Estado.

En octubre pasado, el Ejecutivo revocó el visado a una decena de investigadores y funcionarios de la Comisión, entre ellos Osorio, una decisión de la que dio marcha atrás, según anunció el pasado 31 de diciembre el ente de la ONU. (Notimex / EFE)