Luis Raúl González, actual titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), anunció que no buscará su reelección porque el presidente Andrés Manuel López Obrador lo ha desautorizado moralmente y hoy el poder tiene miedo a las voces disonantes.

“Unión no quiere decir que no haya disenso, pero el disenso se tiene que respetar. Debates fuertes, sí; vigorosos, francos, abiertos, con altura y sin descalificaciones ni estigmatizaciones”, argumentó.

Admitió que especialistas en derechos humanos y académicos le han pedido que considere postularse para su reelección.

En un mensaje público, el Ombudsman lamentó que el poder cierre los ojos ante hechos que le son incómodos y les niega la existencia. Además, señaló que hoy el respeto a los derechos humanos parece estar subordinado a la instrumentación de planes de gobierno.

Luego de cinco años como Ombudsperson, Raúl González aseveró que la Comisión Nacional no ha sido ni contraria ni opositora a los fines del Estado, sin embargo, “más allá del desdén hacia la CNDH, es manifiesta una actitud de menosprecio y descalificación, contra las instalaciones y órganos constitucionales autónomos”.

En este sentido, afirmó que la autonomía de la Comisión ha sido vulnerada, “quien sirve en la CNDH debe servir a México y a su gente, no a gobiernos ni autoridades”, asintió.

“Pareciera que hay un miedo desde las estructuras de poder de incurrir en lo que creen sería una erosión de su capacidad, lo cual ha motivado que se condenen la autonomía, la independencia y el disenso, llegando inclusive a emitir cuestionamientos y descalificaciones infundadas hacia esta institución nacional”, expresó.

Destacó que la función de la Comisión ha sido estar vigilante, alerta y sensible ante posibles atropellos y comprometida en la lucha contra la ilegalidad, la exclusión y la desigualdad”.

En conferencia de prensa, el actual titular de la CNDH afirmó que el desafío que tiene este organismo es consolidar su autonomía, con apoyo de la ley y en favor de las víctimas.

En compañía de los visitadores y titulares de comisiones especiales, confío en que su ausencia en el proceso de elección abra la puerta al diálogo y a la reflexión para que se permita preservar y garantizar la autonomía e independencia de la CNDH.

Indicó que la única manera de defender los derechos humanos es con el ejercicio objetivo y responsable de la independencia de gestión, sin confundirse con otro tipo de aspiraciones.

Por ello, dijo que el Senado debe ser responsable sobre la elección de su sucesor para que esta no sea una persona a modo o electa desde el Ejecutivo.

Este viernes se cerró la convocatoria para presentar candidaturas que sucedan a Luis Raúl González Pérez para el periodo de 2019-2024.

El próximo 15 de noviembre concluye el periodo de cinco años para el cual fue electo González.

A finales de agosto, el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, expresó su rechazo a la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por el caso de las estancias infantiles, en la que reveló que se violaron los derechos humanos al cancelar los recursos para estas estancias.

Por su parte, el titular del Ejecutivo sostuvo que el organismo presidido por Luis Raúl González se quedó callado cuando sucedió la tragedia de la Guardería ABC.