*“Voy en plan de conciliación”, dice el candidato antes de su encuentro con el Consejo Mexicano de Negocios

Redacción

Otro País Noticias, Ciudad de México, 5 de junio de 2017.- Hoy el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, se reunirá con integrantes del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), el organismo cúpula empresarial que desde hace un mes mantiene una campaña en contra del político tabasqueño.

“Yo voy en un plan de conciliación”, destacó López Obrador en Ixmiquilpan, Hidalgo. “Lo mejor es que haya diálogo y yo acepté la invitación”, agregó.

El candidato informó que explicará a los hombres de negocios lo que planea hacer en su eventual gobierno y también dará respuesta a sus dudas.

Luego de que la semana pasada un grupo de empresarios intensificó sus acciones para influir en trabajadores, clientes y proveedores, sugiriendo no votar por López Obrador, el fin de semana el CMN anunció que sostendría reuniones con los cuatro candidatos presidenciales y, el primero en confirmar su participación y difundir la fecha del encuentro, fue el ex jefe de gobierno capitalino.

Al ser cuestionado por reporteros sobre la incomodidad que podría provocar la posible presencia de Claudio X. González, Alberto Baillères y Alejandro Ramírez Magaña –los más abiertos en su oposición al tabasqueño—, López Obrador señaló que, cuando ellos den sus motivos y razones, dará respuesta.

“Nosotros estamos luchando para que haya en México una auténtica democracia, no estamos construyendo una dictadura, y en la democracia es válido el que haya diferencias, se tiene que garantizar el derecho a disentir, el derecho a la crítica”, dijo.

Además, el candidato presidencial minimizó un riesgo de fuga de capitales como han venido alertando algunos analistas, actores políticos y empresarios.

“Los que manejan el mercado financiero son muy inteligentes, saben que va a crecer la economía con nosotros, va a haber más confianza porque se va a acabar con la corrupción”, añadió.

–¿No prevé un encuentro complicado con Claudio X. Gonzlález, (Alberto) Baìlleres? —lo cuestionó un reportero.

–¿Cuál es el problema? Nada. Somos libres. Al momento que ellos expongan sus motivos, sus razones, yo voy a dar respuesta. Yo estoy convencido que el principal problema de México es la corrupción. Ya saben cómo soy de perseverante. Yo voy en un plan de conciliación. Yo siempre extiendo mi mano franca. Yo no odio a nadie, yo creo lo que creo, que hace falta un cambio verdadero. Una transformación y que se debe de acabar con la corrupción, que se debe de acabar con la impunidad.

–¿Y si le piden que se disculpe por llamarlos traficantes de influencias? —se le insistió.

–Tengo pruebas de lo que digo. Yo no acuso sin pruebas.

En lo que va del proceso electoral, el puntero en las encuestas ha protagonizado desencuentros con integrantes del CMN como Claudio X. González, CEO de la empresa Kimberly Clark de México, y Alberto Baillères, cabeza de Grupo BAL, entre otros, a quienes ha señalado como parte de “la mafia del poder”. Incluso, los ha descrito como una “minoría rapaz”.

Como respuesta, los empresarios han llamado a sus trabajadores a reflexionar por quién van a votar el 1 de julio, en alusión a un posible gobierno de López Obrador.