*La estructura está a 4.230 metros sobre el nivel del mar y en ella había restos de navajillas y puntas de flecha de obsidiana gris

De la redacción

Otro País Noticias, Ciudad de México, 14 de marzo de 2018.- Un sitio arqueológico de estructura cuadrangular fue descubierto en la ladera oeste del volcán Pico de Orizaba, del lado de Puebla, por el arqueólogo y espeleólogo Ismael Arturo Montero García, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El lugar pudo ser un adoratorio prehispánico con uso astronómico y ritual que se conocen como tetzacualco, como los que se encuentran en el Iztaccíhuatl, el Popocatépetl y el Monte Tláloc, de acuerdo con el INAH.

El equipo del INAH halló la estructura a 4.230 metros sobre el nivel del mar, a partir de una fotografía aérea en la que se distinguía en un paraje de la ladera oeste del Pico de Orizaba, con una vista hacia el Valle de Puebla-Tlaxcala.

Los expertos han identificado el lugar con el nombre de “Poyauhtlan”, que en náhuatl significa “Lugar donde se hacen ligeras las nubes”.

Los especialistas encontraron dentro de la estructura, en la parte noreste, desniveles y alineamientos de piedras en el terreno, lo que podría indicar la presencia de un par de cuartos. En el área central observaron una acumulación de piedras y una ligera elevación del terreno, que podrían ser restos de una estructura.

En su exploración también encontraron abundantes materiales cerámicos en la superficie y restos de navajillas y puntas de flecha de obsidiana gris.

Origen de la investigación

La investigación comenzó en el año 2005, cuando Ismael Montero, miembro del Proyecto Eje Investigación, Estudio, Conservación y Restauración del Patrimonio Cultural y Ecológico en los Volcanes, observó en una fotografía aérea que en un paraje de la ladera oeste del Pico de Orizaba se distinguía una estructura cuadrangular.

A principios de 2017, como parte del trabajo que desarrolla el investigador en la Comisión Nacional para Áreas Naturales Protegidas, comenzó a investigar más a fondo sobre esta cumbre conocida en náhuatl como “Citlaltépetl”, y en octubre de ese año ascendió junto con otros investigadores a la ladera oeste del volcán.

A 4.230 metros sobre el nivel del mar, con una vista hacia el Valle de Puebla-Tlaxcala, el equipo halló un sitio arqueológico de características similares al tetzacualco del Monte Tláloc, el cual se identificó con el nombre de “Poyauhtlan”, que en náhuatl significa “Lugar donde se hacen ligeras las nubes”. En dicho punto fue donde se localizó la estructura cuadrangular.