*Pilar Company, Abraham Oceransky, Diego Valadés y Carmen Vázquez, los galardonados 

La lingüista e investigadora Concepción María del Pilar Company, el director y productor teatral Abraham Oceransky, el académico y jurista Diego Valadés y la artesana Carmen Vázquez Hernández obtuvieron el Premio Nacional de Artes y Literatura 2019, el máximo reconocimiento que se otorga en México en Lingüística y Literatura, Bellas Artes, Historia, Ciencias Sociales y Filosofía, y Artes y Tradiciones Populares.

En el campo de Lingüística y Literatura se distinguió a Company Company (Madrid, 1954), también filóloga, por sus aportes en la construcción de una identidad lingüística en los planos nacional e internacional. Entre sus publicaciones más destacadas se encuentran los libros Documentos lingüísticos de la Nueva España y Sintaxis histórica de la lengua española.

El laurel en el ámbito de las Bellas Artes se concedió al director y productor teatral Oceransky Quintero (Ciudad de México, 1943) por sus contribuciones que han renovado el teatro nacional, como sus puestas en escena Las dos Fridas y El diario de Frida Kahlo.

En el área de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía se premió al jurista Valadés Ríos (Mazatlán, 1945) por su trayectoria académica nacional e internacional durante la cual formó numerosas generaciones de juristas, así como por su labor de investigación en Derecho de las áreas Constitucional Mexicano Comparado, la cultura, la ciencia y los derechos humanos.

Con la distinción en Artes y Tradiciones Populares se le reconoce a Vázquez Hernández (1958) como ejemplo de superación para su comunidad, por su trayectoria en el mejoramiento del textil tradicional, su liderazgo comunitario, dedicación a la enseñanza y promoción de técnicas y valores tradicionales entre las nuevas generaciones.

Por primera vez, resaltó la Secretaría de Cultura en un comunicado, la convocatoria fue abierta para que instituciones y/o agrupaciones artísticas y culturales del país propusieran un candidato al Premio Nacional de Artes y Literatura, con lo cual el Gobierno de México refrenda su apoyo a la creación en todas sus manifestaciones, garantizando la protección y promoción de los derechos culturales que sitúan a la nación como un referente cultural a nivel mundial.