*A los maestros de la región les dijo que “en diciembre se cancela la mal llamada reforma educativa.

Otro País Noticias, Chilapa, Gro., 7 de junio de 2018 (Quadratín Guerrero).- En su visita a uno de los municipios más violentos del país, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que él tenía que venir a dar la cara, porque a pesar de que Chilapa es “uno de los municipios más violentos, es también uno de los más pobres”.

En la Plaza Central se congregaron alrededor de cuatro mil personas provenientes de los municipios vecinos, José Joaquín de Herrera, Zitlala, Ahuacuotzingo y Acatepec.

Aquí, López Obrador arribó resguardado por efectivos de la Policía Estatal y Municipal al Centro de esta ciudad.

En su discurso dijo: “No queremos más homicidios, más violencia, necesitamos la paz. Voy a regresar a Chilapa como presidente electo, antes de tomar posesión y les voy a traer el Plan de Desarrollo. Antes mandaremos especialistas a las comunidades y municipios a que recojan la opinión del pueblo, para este nuevo Plan. Vendré cada seis meses a evaluar ese plan, para ir serenando a Chilapa, y a todo Guerrero”.

A los maestros de la región, donde la CETEG tiene mayor número de militantes, les dijo que “en diciembre se cancela la mal llamada reforma educativa. Que nadie se espante, no es una reforma educativa, es laboral, para someter a los maestros, y ofenderlos, como nunca había sucedido. Ahí están las películas de Cantinflas: El Barrendero, El Cura, El Profe. Se va a respetar a los maestros y nos vamos a reunir con los padres de familia. Se van a acabar las privatizaciones”.

Arropado por decenas de personas que lo esperaban, el candidato se negó a responder sobre si tiene una propuesta concreta para acabar con la violencia en Chilapa y sobre si la legalización del cultivo de la amapola para fines medicinales terminaría con este flagelo.