La Fase 2 en la epidemia del COVID-19 refiere que en el país existe ya un contagio comunitario, es decir, que hay personas infectadas sin un antecedente de viaje y por lo tanto no se puede saber dónde adquirieron el virus, señaló la especialista en virología, Susana López Charretón.

En muchos países, explicó mediante un comunicado, después de un tiempo silente donde hay pocos casos positivos, de pronto hay una pendiente pronunciada, y esa es la señal más clara de que ya hay casos comunitarios.

La consecuencia de esto, dijo, es que aumenta el número de enfermos, la demanda de camas de hospital, de equipo de terapia intensiva, de respiradores y de médicos en los casos más severos.

La también integrante de la Academia Mexicana de Ciencias sostuvo que, si bien es difícil contener el contagio, con las medidas de prevención como la contención del contacto social.

¿Qué hacer en caso de tener un familiar enfermo?

Si se tiene un enfermo de COVID-19 en casa, explicó la experta, se debe procurar que esté aislado. Las cosas que toca deben limpiarse con agua y jabón, si usa papel desechable para limpiarse la nariz, se tira en un bote de basura con tapa.

“El virus no vuela, no tenemos que poner a una persona enferma en un lugar sin acceso a nada y nadie, simplemente mantener limpias las cosas que toca, lavar las superficies por donde está, no tener contacto físico, no abrazarlo, no besarlo, no tocarlo, por un rato, pero no debemos estigmatizarlo”.

Apuntó que el uso de tapabocas en este caso es necesario sólo cuando la persona enferma convive con otras que lo están atendiendo.

”Las personas que están sanas realmente no necesitan tapabocas, no los va a proteger de la infección”, aclaró.

Ante todo, se debe mantener la calma

López Charretón llamó a mantener la calma, pues de todas las personas que presentan COVID-19, el 80 por ciento cursan una enfermedad leve (tos seca, fiebre y malestar), 15 por ciento presentan dificultad respiratoria y requieren ir al hospital y solo el cinco por ciento necesitan de terapia intensiva más seria.

“Tenemos que ser muy conscientes que las personas más susceptibles en estos momentos, las que se pueden poner más graves son las mayores de 60 años o  que tienen diabetes, obesidad y enfermedades cardiovasculares”, agregó.

Si se tiene síntomas de enfermedad respiratoria, se está en un grupo de riesgo o se necesita más información, indicó, se debe llamar al 800 00 44 800; en la Ciudad de México se puede mandar un mensaje al 51515 con la palabra COVID-19 y responder las preguntas.