*Advierte que México “habla, pero no hace nada” en la frontera para ayudar a EU.


Otro País Noticias, Washington, 16 de mayo (Notimex).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a lanzar duras críticas contra los inmigrantes indocumentados.

En una reunión en la Casa Blanca calificó como “animales” a quienes ingresan a su país sin documentos e insistió en que aquellos que han cometido crímenes están provocando una “carnicería” que no puede ser tolerada.

“Tenemos gente viniendo a este país, o tratando de venir, y estamos deteniendo a muchos de ellos, los estamos sacando del país. Ustedes no creerían qué tan mala es esa gente. No son personas, son animales”, expresó.

El mandatario tuvo una reunión de gabinete para discutir la decisión de California de no colaborar con las autoridades de migración en la detención y deportación de indocumentados.

Rodeado además de jefes policiacos de California y algunos de los alcaldes que han demandado al gobierno estatal por adoptar esa política, Trump dijo que dicha acción ha generado una rebelión de ciudadanos patriotas.

Como ha sido su hábito en muchas de estas reuniones, Trump destacó algunos casos de crímenes cometidos por inmigrantes indocumentados para validar su punto sobre la violencia generada por ellos.

“Yo lo he estado diciendo desde hace mucho tiempo. No podemos permitir que esta carnicería suceda en Estados Unidos”, advirtió.
Trump además aseguró que México “habla” sobre su cooperación con Estados Unidos, pero en realidad “no hace nada” por su país “en la frontera” común y tampoco “ayuda mucho en el comercio”.
“México no hace nada por nosotros. No hacen nada por nosotros. México habla, pero no hacen nada por nosotros. Especialmente en la frontera. Ciertamente no nos ayudan mucho en el comercio, pero especialmente en la frontera no hacen nada por nosotros”, dijo Trump en la reunión con líderes locales de California en la Casa Blanca.
Trump se pronunció así después de preguntar a una funcionaria del condado de San Diego, Kristin Gaspar, si México ayuda a su localidad en el combate a la inmigración ilegal.
“Hemos comenzado a construir el muro (…), lo estamos levantando y ahora vamos a ir a por la financiación completa del muro, y lo vamos a conseguir”, aseguró Trump.
“Tenemos a gente que llega al país que ustedes no creerían lo malos que son. Estas no son personas, son animales, pero los estamos sacando del país a un ritmo nunca visto”, subrayó.
Trump hizo ese último comentario en respuesta a las declaraciones de la alguacil del condado de Fresno, Margaret Mims, quien se quejó de que la legislación que convierte a California en un estado “santuario” implica que “puede haber un miembro de la pandilla MS-13 (Mara Salvatrucha)” en su ciudad y sin embargo en muchos casos no puede avisar de ello a las autoridades migratorias federales.
Por tanto, Trump se refería aparentemente con su comentario de “animales” a los miembros de grupos criminales como MS-13, a los que ya ha aplicado el mismo calificativo en otras ocasiones.
Trump también culpó a la oposición demócrata de la separación de las familias de inmigrantes indocumentados.
“Es algo horrible que tengamos que separar a las familias”, aseguró Trump, quien dijo que su secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, está pasando por un momento “muy duro” por eso.
“Pero los demócratas nos dieron esa ley. Nos dieron esa ley y no quieren hacer nada al respecto, la dejan así porque no quieren hacer cambios. Y ahora se están rompiendo familias debido a los demócratas. Es terrible”, indicó.
Trump no aclaró a qué ley se refería, pero su Gobierno anunció la semana pasada que enjuiciaría a todos los inmigrantes que cruzaran ilegalmente la frontera, incluidas las unidades familiares.
Nielsen reconoció este martes ante el Senado que la separación de familias es una consecuencia de esa política, pero aseguró que no es su propósito.