*Mil 700 policías municipales de Acapulco regresaron a sus labores sin portar su arma

Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 27 de septiembre de 2018 (Notimex).- El vocero de Seguridad del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que mil 700 policías municipales de Acapulco regresaron a sus labores sin portar su arma, debido a una revisión del armamento que realiza la Secretaría de la Defensa Nacional.

En entrevista vía telefónica con Notimex, dio a conocer que se continúan revisando los expedientes de cada uno de los policías municipales, así como el armamento, chaleco y equipo en general que utilizan.

Informó que los elementos policiacos participan en las labores de seguridad de manera coordinada con la Sedena, Marina, la Policía Federal y la Policía del estado y Ministerial, quienes están a cargo de la vigilancia.

“Los policías municipales están participando de manera normal en las actividades de seguridad de Acapulco, pero en un despliegue conjunto entre todas las corporaciones Policiacas”, precisó.

Álvarez Heredia aclaró que en ningún momento han sido detenidos el director de la policía de vial ni el secretario de seguridad pública municipal.

Sin embargo, dijo que se encontró una irregularidad en la portación de un arma del director de la Policía Vial, Rafael Rivas, que no era la oficial.

Añadió que cuando la Sedena termine la revisión del armamento, se determinará en qué tipo de irregularidad o delito incurrió el funcionario municipal para actuar en consecuencia.

Por otra parte, el secretario de Seguridad Pública municipal, Max Lorenzo Sedano Romano, fue liberado luego de estar tres días retenido en las instalaciones de la dependencia, tras el desarme de la Policía Municipal. Además, trascendió su renuncia.

8-05-2016 Acapulco,Gro. El secretario de seguridad de Acapulco Max Lorenzo Sedano Romano entrevistado en la campaña de reforestación de “Suma por Acapulco” en donde acompaño al alcalde. Foto: Carlos Alberto Carbajal

En medio del hermetismo, minutos después de las dos de la tarde, el funcionario salió de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dirigiéndose hacia el cruce de las calles Sonora y Michoacán, donde tomó un taxi y se retiró, sin dar alguna declaración.

El funcionario denunció horas antes a medios que temía por su vida, pues estaba retenido desde el pasado lunes, día en que el gobierno del estado con apoyo del Ejército y la Marina tomó el control de la SSP por la presunta infiltración del crimen.

Denunció presuntas amenazas del fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila y del coordinador de la Policía Ministerial, Esteban Maldonado Palacios.

De manera extraoficial se indicó que la salida del funcionario fue tras la entrega de su renuncia de manera irrevocable ante las presiones para que no le fuera abierta una carpeta de investigación, como señaló.

Además de que le hicieron válida una suspensión de plano que le fue otorgada este miércoles. (Notimex (Quadratín Guerrero)