*La Casa Blanca reaccionó con el anuncio de una próxima reunión entre Trump y Rosenstein.

Otro País Noticias, Washington, 24 de septiembre (Notimex).- El subprocurador de Estados Unidos, Rod Rosenstein, quien puso en marcha la investigación del “Rusiagate”, consideró renunciar luego de reportes de que pensó realizar grabaciones de audio subrepticias del presidente Donald Trump, reportaron hoy medios locales.

Rosenstein, quien fue señalado por presuntamente explorar la posibilidad de usar la Enmienda 25 de la Constitución para remover a Trump, fue citado a la Casa Blanca y fuentes del Departamento de Justicia indicaron que el funcionario espera ser despedido.

Renuncia funcionaria de la Casa Blanca tras declarar por el Rusiagate

El subprocurador desmintió la versión periodística reportada por The New York Times, pero las especulaciones de su posible despido han circulado durante varios meses en Washington.

Rosenstein designó al fiscal especial Robert Mueller para investigar la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, luego de que el procurador Jeff Sessions decidió recusarse. Desde entonces, el presidente Donald Trump ha criticado a ambos funcionarios.

Aunque Rosenstein discutió el tema de su salida con el jefe de Gabinete, John Kelly, sólo el presidente de Estados Unidos tiene la autoridad de despedir a un subprocurador de Justicia.

Difunde la Casa Blanca la versión demócrata sobre el Rusiagate

Reunión con Trump
Luego de los rumores, la Casa Blanca informó que Trump y el subprocurador Rosensteinse reunirán el jueves en medio de reportes de la inminente salida del funcionario.

Trump y Rosenstein tuvieron este lunes una “conversación extendida” para discutir “las recientes historias periodísticas”, indicó en una breve declaración la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

The New York Times reportó el viernes pasado que Rosenstein discutió con sus colaboradores la posibilidad de realizar grabaciones de audio subrepticias del presidente Trump y mencionó la posibilidad de usar la Enmienda 25 de la Constitución para removerlo.

Fuentes legislativas indicaron la preferencia de que cualquier decisión en torno al primer círculo de colaboradores de Trump se realice hasta después de las elecciones legislativas del 6 de noviembre.

Los comicios de medio mandato ponen en juego los 435 escaños de la Cámara de Representantes y una tercera parte del Senado, en medio de encuestas que los republicanos podrían perder el control de la Cámara Baja.

La recta final hacia las elecciones ha estado marcada por una serie de escándalos, incluidas las acusaciones de ataques sexuales contra el nominado de Trump a la Suprema Corte, Brett Kavanaugh.

El Comité Judicial del Senado tiene previsto realizar una audiencia sobre las acusaciones el jueves, con la presencia de Kavanaugh y, por separado, de la acusadora, la doctora Christine Blasey Ford.

Nomina Trump a juez conservador a la Suprema Corte