Otro País Noticias, México, 2 Ago (Notimex).- El presidente de la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Mauricio Toledo, dijo que si hubiera algún tipo de agresión a los integrantes de este órgano, sería responsabilidad del jefe delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado.

Explicó que unos 200 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina resguardan las instalaciones legislativas ante la posible llegada de contingentes en apoyo al delegado.

Durante la comparecencia de Salgado, que se lleva a cabo en el salón Heberto Castillo de este órgano legislativo, el diputado local perredista pidió también aclarar la probidad de funcionarios de esa delegación.

Además, no sólo lo responsabilizó de la seguridad de los periodistas que han denunciado sus presuntos vínculos con la delincuencia, sino por la integridad de él y de su familia.