*Al llegar a la Plaza de la Constitución, los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” subieron a un templete cada uno con una fotografía de sus hijos

Otro País Noticias, Ciudad de México, 26 de septiembre de 2018.- La marcha de miles de manifestantes por los 43 normalistas de Ayotzinapa llegó esta tarde al Zócalo capitalino con gritos de “Ayotzi vive, Ayotzi vive”, y la demanda de justicia y verdad.

Al llegar a la Plaza de la Constitución, los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos” subieron a un templete, cada uno con una fotografía de sus hijos desaparecidos plasmada en una lona, en reclamo por su desaparición hace cuatro años.

Estudiantes de la Federación Socialista, así como de la UNAM y de otras organizaciones como el Comité del 68 y de damnificados por los sismos, además de campesinos y sindicatos, se reunieron en el Zócalo para escuchar los reclamos por la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014.

Mientras el contingente llegaba al Zócalo, el grupo musical de Venezuela, Guaraguao, amenizó con algunas canciones de protesta que aplaudieron los manifestantes, sin importar que la lluvia amenazaba de nuevo con hacerse presente.

La marcha comenzó en el Angel de la Independencia y avanzó por Paseo de la Reforma y Avenida Juárez hasta el Zócalo.

En la marcha y en el mitin en el Zócalo de la Ciudad de México, los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos pidieron la creación de una comisión de la verdad, que ya les había sido confirmada en la mañana por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador durante la reunión que sostuvieron con él en el Museo memoria y Tolerancia.

Solicitaron que la comisión esté integrada por representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, expertos y autoridades ministeriales que conozcan del caso.

Los padres de los normalistas recordaron los hechos ocurridos entre el 26 y 27 de septiembre de 2014, cuando los jóvenes fueron interceptados y acribillados en Iguala, Guerrero, hechos en los que murieron seis personas y desaparecieron los 43.

En el Zócalo capitalino, Emiliano Navarrete, padre de uno de los jóvenes desaparecidos, señaló que el único objetivo es que se esclarezca el caso Ayotzinapa, el cual será heredado al próximo gobierno federal, mismo que “no debe dejar impune” estos hechos.

Durante la marcha no se registraron incidentes mayores, salvo algunas pintas de algunos jóvenes llamados anarquistas, quienes fueron inmediatamente disueltos por las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México y de Seguridad Pública.

En el mitin participaron integrantes de diversas organizaciones como el Frente Francisco Villa, el Comité Zapata Vive, así como diversas organizaciones y grupos estudiantiles de diferentes universidades y sindicatos. (Redacción)