*En su informe de Evaluación de Política de Desarrollo Social 2018, el Coneval anota que entre 2008 y 2016 aumentó 9.8 millones el número de personas en pobreza

De la redacción

Otro País Noticias, Ciudad de México, 21 de marzo de 2018.- En ocho años, entre 2008 y 2016, la pobreza extrema retrocedió en México, pero el número de pobres aumentó, de acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En su informe de Evaluación de Política de Desarrollo Social 2018 anota que entre 2008 y 2016, informa que el número de personas pobres aumentó en 3.9 millones, pero bajó 2.9 millones la cifra de aquellas que se encuentran en pobreza extrema.

Si en 2008 había 49.5 millones de personas en situación de pobreza (44.4% del total de la población), en 2016 aumentaron a 53.4 millones de personas (43.6% de la población).

La pobreza extrema, en cambio, retrocedió en el mismo periodo al pasar de 11% a 7.6%, lo que representa 2.9 millones de personas menos en esta situación.

“Lo anterior es resultado, por un lado, de la reducción de la mayoría de las carencias sociales, aunque las carencias de acceso a la seguridad social y a la alimentación todavía son altas y, por otro lado, el ingreso de los hogares ha tenido una trayectoria errática”, dice el informe.

El secretario ejecutivo del Coneval, Gonzálo Hernández Licona, afirmó que el objetivo es que esta información sea analizada por candidatos federales y locales.

Entre los resultados destaca que la carencia por acceso a los servicios de salud tuvo la mayor reducción entre 2008 y 2016 (alrededor de 24 millones de personas), seguida de la carencia de calidad y espacios de la vivienda (5 millones de personas menos).

La carencia de acceso a la seguridad social disminuyó en 4.1 millones de personas, pero todavía 68.4 millones la padecen. La de acceso a la alimentación prácticamente no tuvo cambios en este periodo, producto de un incremento entre 2008 y 2010 y, posteriormente, de una reducción de casi la misma magnitud entre 2010 y 2016. En 2016 había 24.6 millones de personas con esta carencia.