CHILPANCINGO.- La Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz analizó la seguridad en varios municipios de las diferentes regiones del estado, así el despliegue de elementos de la Guardia Nacional, Ejército Mexicano y Policía del Estado.

El gobernador Héctor Astudillo Flores reiteró su disposición de apoyar a la autoridad municipal con problemas de inseguridad y que haya una mejor comunicación que mejoren los resultados.

Por acuerdo de la mesa, se acordó solicitar a la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero que realice una valoración del tema de las familias que tiene problemas en sus lugares de origen por cuestiones de inseguridad.

El ombudsman Ramón Navarrete Magdaleno informó que acudirá a los municipios donde haya problemas para conocer directamente la situación y desarrollar un censo de las familias afectadas.

Asistieron a la sesión el delegado federal en Guerrero, Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, el comandante de la Novena Región Militar, general Juan Manuel Rico Gámez y el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

Igualmente, acudió el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos y el secretario de Seguridad Pública, David Portillo Menchaca y los representantes de la Fiscalía General de la República, Fernando García Fernández, Centro Nacional de Inteligencia, Juan Gabriel Sosa Pintos, Secretaría de Marina y la Policía Federal.

Asimismo, estuvo presente el comandante de la Guardia Nacional, Coronel Álvaro García Álvarez y de la 35 Zona Militar, General Ernesto Ávalos Pardo.