“Nos hemos ganado el respeto, pero ahora hay que demostrarlo en el campo”, afirma el seleccionado nacional de cara al partido contra Alemania.

Novogorsk (Moscú), 14 jun (EFE).- Carlos Salcedo, defensa de la selección de México –que debutará el próximo domingo contra la actual campeona del mundo, Alemania, en el primer partido del grupo F del Mundial de Rusia 2018– declaró este jueves, en referencia a ese choque, que “nadie es imbatible”.

“Estamos en el buen camino y el primer examen será el domingo”, explicó Salcedo, nacido en Guadalajara hace 24 años y que viene de ganar la Copa de Alemania con el Eintracht Fráncfort, en la rueda de prensa previa al entrenamiento del Tri, en la ciudad deportiva del Dinamo de Moscú, en Novogorsk, al norte de la capital rusa.

“Creo que nos hemos ganado el respeto y que el equipo está para grandes cosas. Nadie es imbatible y sólo hay tres jugadores, que son (el argentino Lionel) Messi, (el portugués) Cristiano y (el brasileño) Neymar, que ellos solos pueden hacer dos o tres goles en un mismo partido”, opinó Salcedo, que presumiblemente ocupará el centro de la defensa contra el equipo que dirige Joachim Löw.

“Nos hemos ganado el respeto, pero ahora hay que demostrarlo en el campo. El primer examen es el próximo domingo”, apuntó Carlos Salcedo este jueves en Rusia a sólo tres días del primer partido del Tri, ante la potente Alemania, cuádruple campeona mundial y que en Rusia defiende el título logrado hace cuatro años en Brasil (donde ganó 1-0 en la final a la Argentina de Lionel Messi).

Preguntado durante su conferencia de prensa sobre el hecho de que hay gente que ve “imposible” que México -que también se medirá en el grupo F a Corea del Sur y a Suecia- le pueda ganar a Alemania el próximo domingo en el estadio Luzhniki de la capital rusa, Salcedo indicó que “cada uno ve el partido como quiere”.

“Nosotros nos hemos visualizado a nosotros mismos ganando”, advirtió, no obstante, Salcedo, que se congratuló también por el hecho de que la FIFA haya a elegido a México, conjuntamente con Estados Unidos y Canadá, para albergar el Mundial de 2026, por lo que, por tercera vez en la historia -después de 1970 y 1986-, su país albergará partidos de la principal competición internacional por selecciones.

“El primer gran paso que queremos dar es pasar a la siguiente ronda”, indicó Salcedo, que durante su comparecencia ante los medios, también se expresó en inglés.

“Pero para lograr grandes cosas tienes que ser capaz de ganar a cualquiera. El del próximo domingo, contra Alemania, actual campeona del mundo, será, sin duda, un gran partido”, apuntó el defensa del Eintracht, que expresó su felicidad por poder disputar en Rusia su primer Mundial.

“Soy feliz, porque si bien éste es mi primera Copa del Mundo, ya estoy en deuda con el fútbol y doy gracias a Dios por tenerme acá”, indicó.

“Es el sueño de todo niño que comienza a jugar en la calle. Estoy muy agradecido con Dios y con la vida de poder estar en este para mí primer Mundial”, indicó este jueves en las instalaciones del Dinamo de Moscú, Carlos Salcedo.