*El nuevo hallazgo ocurrió en un lugar donde también fue encontrado un hueso humano, que finalmente correspondió al segundo normalista identificado, Christian Rodríguez.

 

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — La Fiscalía de México envió al instituto forense de la Universidad de Innsbruck, Austria, 16 restos humanos hallados el año pasado, para realizar análisis genéticos en las investigaciones sobre la desaparición, desde septiembre de 2014, de 43 estudiantes de la escuela de magisterio rural de Ayotzinapa, Guerrero (sur).
“Fueron enviados a Innsbruck 16 restos que ya fueron debidamente analizados, viajaron el día de ayer, ya está allá la delegación del Gobierno mexicano y se realizará la diligencia de análisis el día de mañana, esperaremos unos días más para conocer los resultados”, dijo a periodistas el abogado de las familias de los desaparecidos, Vidulfo Rosales, al salir de una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador y altos funcionarios.
El 7 de julio pasado, la Fiscalía General informó el resultado de nuevas diligencias del caso, en las que fueron descubiertos restos humanos en la llamada barranca La Carnicería, que se ubica a 800 metros de donde se localiza el basurero municipal de Cocula.

Ese pueblo colinda con la ciudad de Iguala, a unos 220 km de la capital del país, donde un centenar de jóvenes que viajaban en cinco autobuses hacia la Ciudad de México, para participar en una manifestación, fueron atacados por patrullas de policías, que los secuestraron y desaparecieron, en supuesta confabulación con el grupo del crimen organizado “Guerreros Unidos”.

En el riachuelo San Juan, cerca del basurero al aire libre de Cocula, fueron encontrados hace seis años bolsas con restos humanos que fueron analizados por forenses austriacos, quienes identificaron al primero de los dos únicos alumnos identificados hasta la fecha, Alexander Mora Venancio.
Nuevo hallazgo

El nuevo hallazgo ocurrió en un lugar donde también fue encontrado un hueso humano, que finalmente correspondió al segundo normalista identificado, Christian Rodríguez.
El abogado de los familiares de los desaparecidos detalló que los restos humanos ya fueron trasladados al instituto forense de la nación europea, por una comisión liderada por el fiscal especial del caso, Omar Gómez Trejo, en compañía de miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense, con experiencia en casos emblemáticos en varios países, que ha colaborado durante varios años en la investigación, y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que envió de nuevo a México un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que el Gobierno anterior expulsó.
Además, el jurista dijo que las autoridades informaron a las familias que el martes fue detenida una persona identificada como supuesto jefe local del grupo narcotraficante Guerreros Unidos, en el estado de Morelos, al sur de la capital.

Esa detención se suma al arresto de quien era jefe de comisaría de la Policía Federal en la ciudad de Iguala en el año 2014.
Padres, madres y familiares de los desaparecidos expresaron a las autoridades federales su inconformidad por los pocos avances en las nuevas pesquisas del Gobierno de López Obrador, que ya cumplió dos años en el cargo.
El reclamo es “por los avances limitados, sin embargo el presidente insiste en que hay que sostener las reuniones”.
Entre las diligencias demoradas esta la extradición desde Israel de quien era jefe de la Agencia de Investigación Criminal, en el Gobierno anterior de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El encargado de la oficina federal de derechos humanos, Alejandro Encinas, dijo por su parte que las reuniones son convocadas cada mes para informar a las familias “cómo están avanzando cada una de estas fases en el proceso”
“Quisiéramos tener mayores resultados, pero estamos avanzando de manera consistente”, aseguró.
Entre las nuevas acciones, mencionó 14 nuevas órdenes de aprehensión que serán emitidas y tres detenciones realizadas: un exagente federal, otro policía municipal y el mencionado presunto delincuente.

López Obrador visitará Iguala la próxima semana, una de las ciudades emblemáticas de la guerra de Independencia en el siglo XIX, donde celebrará el 24 de febrero el Día de la Bandera, en compañía del presidente argentino, Alberto Fernández.
Los familiares de los estudiantes pidieron al jefe del Estado que ese día pronuncie un “mensaje de desagravio” a las familias y sobrevivientes de la tragedia.