*Aunque cada uno de ellos tiene diferencias en su programa, todos han coincidido en reforzar la defensa de los mexicanos en Estados Unidos.


Redacción

Otro País Noticias, México, 20 de mayo de 2018.- Está previsto que para finales de 2018 los mexicanos que viven en el extrajero enviarán remesas por un monto de entre 30.2 mil y 30.5 mil millones de dólares, lo que representa casi 37% del total previsto para América Latina y el Caribe.

Esos recursos representan aproximadamente 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que no pueden pasar por alto los candidatos al momento de abordar el tema de la migración su peso en la economía, las relaciones bilaterales con Estados Unidos y las deudas con ellos en materia de derechos humanos.

Aunque son muchas las declaraciones que sobre los migrantes han ofrecido los candidatos presidenciales, sólo Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya parecen tener un plan estructurado.

Más el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia que incluyó el tema en su Proyecto de Nación 2018-2024. En tanto el candidato de Por México al Frente ha ha delineado algunas rutas de lo que sería su política de migración.

Meade, por su parte, ha quedado a deber en el tema, al menos de manera formal, ya que no hay disponible algún documento que informe sus acciones en la materia, a pesar de que ha reclamado que Anaya plagió su plan para defender a los migrantes mexicanos.

No obstante, todos han respondido a los ataques que Trump ha lanzado contra los migrantes, criminalizándolos para presionar al Congreso de su país a autorizar los recursos para la construcción de su muro en la frontera.

AMLO: golpe de timón a la política migratoria

La propuesta de López Obrador en materia migratoria es amplia, ambiciosa y . De ella ha hablado el candidato y la ex ministra Olga Sánchez Cordero, propuesta por el candidato como secretaria de Gobernación si gana las elecciones.

La ex ministra ha explicado que los consulados en Estados Unidos cambiarán de nombre a “procuradurías”, con énfasis en la defensa de los migrantes, y los centros de detención migratoria cambiarán a casas del migrante.

Ha ofrecido también el mayor número posible de visas de tránsito para los centroamericanos y el máximo asilo para que México sea un “santuario’’ para indocumentados.

De ganar la Presidencia, López Obrador también creará una subsecretaría de Migración y ofrecerá atención a la salud, educación y vivienda para los migrantes

El candidato quiere también reformar al Instituto Nacional de Migración para convertirlo en una instancia de ayuda integral a mexicanos y extranjeros que vayan de paso migratorio.

Además, impulsará al campo mexicano para evitar que las personas salgan del país porque, ha dicho, “tengo el sueño de que no haya migración”.

López Obrador ha reiterado que si gana la elección no descartará la posibilidad “de convencer al presidente Donald Trump de su despectiva y equivocada actitud contra los mexicanos”.

Anaya: más recursos para su defensa

Jorge Castañeda, ex canciller y asesor de Anaya, ha hablado por el candidato de su propuesta de política migratoria, en la que destaca la legalización de mexicanos indocumentados que ya viven en EU y el flujo legal para trabajo temporal.

Anaya ha ofrecido duplicar el gasto consular con una partida presupuestal permanente establecida en el presupuesto de Relaciones Exteriores (que debe votar el Congreso) y Y agilizar la asesoría a detenidos en centros de detención migratoria en Estados Unidos para que no sean deportados en automático

Ha criticado la propuesta de López Obrador en el sentido de convertir los consulados en procuradurías porque la ley no lo permite.

Para los migrante también ofrece credencialización electoral masiva, como documento de identificación, afiliación por un año al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y revalidación de estudios a los deportados en cuanto lleguen a México, justo en el punto de internación, donde oficialmente los recibe el Instituto Nacional de Migración.

También propone hacer un padrón de repatriados con registro de sus habilidades para insertarlos en el sector laboral.

Anaya también ha ofrecido fortalecer el programa 3×1 para convertirlo en un mecanismo de desarrollo de las comunidades expulsoras de migrantes, y quiere incluir en el TLCAN una cláusula migratoria de protección a los derechos de los trabajadores.

Ante el Congreso de la Unión propondrá una reforma para que los migrantes sean incluidos en las decisiones del gasto público, así como poner mayor énfasis en su representación

Meade: que no les falte nada

En la infografía que compartió sobre el tema de las relaciones internacionales de México, el comercio y la migración, el candidato fue escueto.

“Protegeré y defenderé a los mexicanos en el extranjero, por lo que reforzaré la red consular para que nunca les falte nada a los migrantes”.

Meade atacó a Anaya, pues aseguró que su plan para defender a los migrantes es un “plagio” del actual modelo implementado, que éllo inició cuando estuvo al frente de la Cancillería.

“El Bronco”: una idea es suficiente

El candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” ha sintetizado su política migratoria en una idea: aumentar la cooperación para el desarrollo para frenar así la migración.