• La estrella de los Lakers de la NBA discrepa de  Black Lives Matter

Foto: AP

  • Los blancos, asaetea, nunca van a entender realmente lo que es ser afrodescendiente
  • Puso en tela de juicio la labor de Barak Obama, como presidente de EU, en favor de ellos
  • Despedido funcionario por llamar «mono» a basquetbolista nigeriano en EU

Periodistas Unidos. Ciudad de México, 27 de julio de 2020.- LeBron James, estrella de Lakers, ídolo de la NBA, alzó de nueva cuenta la voz con referencia al racismo que se vive en Estados Unidos y señaló que no le gusta llamar movimiento al  Black Lives Materia – vidas negras importan  .

“Cuando eres negro, no es un movimiento. Es una forma de vida. Nos sentamos acá y lo nombmos así, está bien ”, dijo,

Y asumió:

“¿Cuánto va a durar esto?”

Respondió:

“Desgraciadamente, en Estados Unidos y en la sociedad no hemos tenido ningún movimiento para nosotros todavía. En 2016, Barack (Obama) era nuestro presidente: sabiendo lo que está pasando ahora, ¿podemos decir que esto es un progreso? ”, Cuestionó.

Reflexionó:

“Es una forma de vida. Cuando te despiertas eres negro. Eso es lo que eres. Sabemos que un paso para otra gente (blancos) significa que nosotros tengamos que dar cinco. “Lo sabemos y es lo que nos hace estar tan unidos y ser tan poderosos, tan únicos, después de todos los obstáculos que hemos superado en la vida”.

Cuando se firmó la Constitución de Estados Unidos -hace 233 años, 76 antes de la abolición de la esclavitud- se considera que un individuo negro se contacta como tres quintos de uno blanco, se piensa que el panorama para los afroestadounidenses ha mejorado notablemente, según una nota de la página web de la BBC, del 3 de junio pasado.

Sobre todo en las últimas décadas, además, los avances han sido notables en varios frentes, desde la educación y la representación política nacional y regional, hasta los negocios, los deportes y el arte.

Sin embargo, el hecho de que se reconoce el éxito de algunos ciudadanos negros no significa que, como grupo demográfico, han logrado la paridad con sus pares blancos en términos de ingresos, oportunidades, estado de salud y relaciones con las instituciones de la ley y la justicia, analizó.

El detonante de la inconformidad afrodescendiente en Estados Unidos –a la que se han sumado la mayoría de los países del mundo— afectados por la muerte de George Floyd, en un acto de brutalidad política en Mineápolis, el 25 de mayo pasado.

Antes, en 2017, Colin Kaepernick, entonces jugador de los 49s de San Francisco, con la pierna derecha sobre el césped, durante el himno de Estados Unidos, protestaba en contra de la discriminación racial en Estados Unidos. A él se sumaron otros jugadores de la NFL. Hasta la fecha el jugador está desempleado.

“Hijos de puta”, los llamados, entonces, el presidente Donald Trump.

LeBron, lamentó:

“Pero es desolador igualmente. Y no se entiende si no eres una persona de color. “Es normal que se sienta por ellos, pero los blancos nunca van a entender realmente lo que es negro en Estados Unidos”.

En tanto, la ministra griega de Educación, Niki Kerameus, anunciaron ayer el despido de un coordinador encargado del aprendizaje de refugiados que había proferido comentarios racistas contra el basquetbolista griego de origen nigeriano Giannis Antetokounmpo, quien juega en la liga NBA.

Konstantinos Kalemis, coordinador para la Educación de los Refugiados en el campamento de Malakassa, al norte de Atenas, había calificado de «mono» al deportista, en Twitter, antes de borrar el mensaje.

“Condenamos sin paliativos los mensajes de contenido racista y muy ofensivo de ese funcionario. Comportamientos así no tienen espacio en nuestro sistema ”, estimó en Twitter.