.

Martha Cupa León

Las elecciones en Estados Unidos son muy importantes porque si gana Donal Trump se reforzaría la idea de este país de trabajar unilateralmente, solo para sus intereses, con su propia agenda y no apoyaría al resto de la comunidad internacional en la resolución de problemas tan importantes como el del covid, el cual requiere la cooperación de todos para crear las vacunas, así como para apoyar a las farmacéuticas que distribuyen estas y otros medicamentos contra el coronavirus.

En la Navidad de 2017, el regalo de Estados Unidos al mundo fue un recorte de 285 millones de dólares al presupuesto de la Organización de las Naciones Unidas, por lo que la reelección de Trump daría lugar a un panorama muy complejo en el contexto de cooperación internacional pues le dificultaría más a la ONU cumplir con sus objetivos de mantener la paz, ayudar a los refugiados, promover el acceso de los pobres a educación y salud, entre otros.

Una de las razones por las que EU redujo su presupuesto para la ONU fue que el gobierno de Donald Trump ha modificado sus prácticas diplomáticas tradicionales: disminuyó su cooperación para la comunidad internacional, lo cual se califica como una política unilateral o aislacionista. Ante esta situación, los internacionalistas del siglo XXI tendrían que repensar, construir e inventar un mundo diferente que compensara los insuficientes recursos de la ONU, con sociedades más inclusivas, más tolerantes y al propio tiempo más justas y en paz.

Durante el curso “Las Naciones Unidas y su andamiaje institucional” impartido por Ricardo Mendoza Rodríguez y Elena Ibarra durante octubre de 2020, se destacó que la Organización de las Naciones Unidas, creada hace 75 años (24 de octubre de 1945), tiene entre sus principales objetivos buscar la paz y la seguridad mundial. Con el paso del tiempo y con miras en ese esfuerzo, consolidó un andamiaje institucional para trabajar por un mundo mejor con el respaldo de sus agencias, fondos y organismos relacionados con la alimentación, la población, los refugiados, las mujeres y los niños.

Fueron 51 los países fundadores de la organización y actualmente cuenta con 193 Estados miembros. “La Carta de las Naciones Unidas es su fundamento legal y marco de referencia para evitar que la humanidad sufra más guerras mundiales como las ocurridas a lo largo del siglo XX. Sus idiomas oficiales son: chino, español, francés, inglés, ruso y el árabe.

Es la única Organización del mundo con carácter verdaderamente universal. Es el principal foro para abordar las cuestiones que trascienden las fronteras nacionales y no pueden ser resueltas por un país que actúe por sí solo. A sus objetivos iniciales de salvaguardar la paz, proteger los derechos humanos, establecer el marco de la justicia internacional y promover el progreso económico y social, en las siete décadas transcurridas desde su creación, las Naciones Unidas han añadido nuevos retos como el cambio climático, los refugiados y el SIDA.

Si bien la resolución de los conflictos y el mantenimiento de la paz siguen siendo uno de sus esfuerzos más visibles, la ONU, junto con sus organismos especializados, también participan en una amplia gama de actividades para mejorar la vida de las personas en todo el mundo, como el socorro en casos de desastres, la educación, el adelanto de la mujer y el uso pacífico de la energía atómica, entre otros.

Las Naciones Unidas asisten a 38.7 millones de refugiados y personas que huyen de la guerra, el hambre o la persecución. Los temas en los que trabaja son: agricultura, agua, alimentación, asentamientos humanos, asistencia humanitaria, cambio climático, cultura, derecho internacional, desarrollo, descolonización, desarme, drogas, energía atómica, envejecimiento, infancia, juventud, medio ambiente, mujer, océanos, países menos adelantados, paz y seguridad, población, pueblos indígenas, refugiados, remoción de minas y salud, entre otros.

El Consejo de Seguridad de la ONU es considerado el principal órgano de toma de decisiones de la organización. Una gran noticia es que el 17 de junio de 2020 en la Asamblea General de la ONU México fue elegido para ocupar uno de los puestos no permanentes pertenecientes a América Latina en dicho Consejo de Seguridad, con el apoyo unánime del Grupo Regional de América Latina y el Caribe.

México ocupará el puesto de miembro no permanente en 2021─2022 y participará en las decisiones de más alto nivel en el órgano de la ONU que se encarga de velar por la paz y la seguridad internacional. Esperemos que en este tema México pregone con el ejemplo.

La función de la Organización de las Naciones Unidas es resultado de la lucha social. El éxito de su labor depende fundamentalmente de la aportación de sus miembros. Estados Unidos es el mayor contribuyente al presupuesto de la ONU. Si Trump gana la presidencia en este mes de noviembre y, como se espera, continúa con su política unilateral, sería cada vez más difícil para esta organización cumplir con sus objetivos.

En el 75 aniversario de la fundación de la ONU nos damos cuenta de que a esta organización aún le falta mucho para alcanzar sus objetivos y que cada vez será más difícil que los logre, debido principalmente a la falta de recursos económicos. Quizá la solución sea escribir de nuevo la historia de la humanidad, regresando al punto en que se negó a nuestros grupos más vulnerables el lugar que se merecen.