*Tras ser dado de alta tendrá una libertad provisional con la única restricción de no salir del País.

 


La Fiscalía General de la República está cuidando al ex director de Pemex, Emilio Lozoya. No pidió prisión preventiva ni fianza y difícilmente pisará la cárcel. Anoche, un juez federal lo vinculó a proceso por lavado de dinero en el caso de una planta chatarra que fue comprada en sobreprecio. El juez ordenó colocarle un brazalete electrónico y vigilancia permanente mientras permanezca en el Hospital Ángeles del Pedregal; sin embargo, tras ser dado de alta tendrá una libertad provisional con la única restricción de no salir del País.