*El director estadounidense lamentó que el mundo no se levante en una “ola de indignación” por lo que ocurre en la frontera de México y EU.

Magdalena Tsanis
Otro País Noticias, Madrid, 23 oct (EFE).- El cineasta estadounidense Spike Lee aseguró hoy en Madrid que los inmigrantes son “el chivo expiatorio del fascismo” y lamentó que no haya “una ola de indignación mundial” por lo que está ocurriendo en la frontera con México.

“Niños arrancados de los brazos de sus madres y ningún mecanismo para asegurar que se vuelvan a reunir, ¿por qué no está tratándose este tema en la ONU?”, planteó el cineasta en un encuentro con periodistas para presentar su última película, “BlacKkKlansman”.

El filme, basado en una historia real, parte de la delirante premisa de un policía negro que logra infiltrarse en el Ku Klux Klan. Aunque la historia sucede en los 70, Lee se ocupa de dejar bien claro el paralelismo con el actual rebrote del racismo y el fascismo, no sólo en Estados Unidos.

Gael García: “No hay lugar para la xenofobia” ante caravana migrante

“El fascismo es global y espero que la gente vea esta película como un fenómeno global, no sólo a unos locos con capirotes en América”, advirtió el director de “Malcom X”.

“BlacKkKlansman” se basa en las memorias de Ron Stallworth: John David Washington se pone en la piel del primer policía negro de Colorado Springs, y Adam Driver (“Girls”, “Star Wars: The Force Awakens”), en la del compañero que le ayuda a infiltrarse en la red de extrema derecha liderada en aquellos años por David Duke.

Por si las reiteradas alusiones a lemas como “America first” no fueran suficientes, Lee incluye al final del filme imágenes de la violencia desatada hace más de un año en las protestas contra las marchas ultranacionalistas de Charlottesville (Virginia), en las que murió una activista.

“No sé si esta película es propaganda”, manifestó el cineasta al ser preguntado al respecto. “¿Es ‘The Birth of a Nation’ propaganda o ‘Gone with the wind’? El término propaganda se usa muy alegremente. No sé, supongo que todo depende de qué lado estés”.

Angelina Jolie visitó albergues para venezolanos en Lima

La película de D.W. Griffith, considerada piedra fundacional del cine moderno, aparece explícitamente en “BlacKkKlansman”, que cuenta además con una aparición de Harry Belafonte recordando las atrocidades cometidas en su época.

“El Klan estaba dormido y esa película le dio alas, le hizo renacer, fue la causante directa de que gente muriera linchada y asesinada”, recordó Lee.

El cineasta defendió la combinación de humor y denuncia en el filme. “Cuando Jordan Peele -productor del filme y director de la aclamada ‘Get out’ (2017)- me llamó y me contó la premisa de la película, me eché a reír, pensé que era una broma, un policía negro infiltrado en el KKK; es absurdo, el humor parte de esa premisa”, explicó.

Eso sí, dejó claro que no se trata de una comedia: “No es la primera vez que el cine usa el humor para tratar de temas serios”, afirmó.