La farmacéutica Johnson & Johnson dijo este lunes que pausó el avanzado ensayo clínico de su vacuna experimental contra el coronavirus debido a una enfermedad inexplicable en uno de los voluntarios.

«Siguiendo nuestras pautas, la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada por la Junta de Monitoreo de Seguridad de Datos (DSMB, por sus siglas en inglés) independiente de ENSEMBLE, así como por nuestros médicos internos clínicos y de seguridad», indicó la compañía en un comunicado. ENSEMBLE es el nombre del estudio.

«Los eventos adversos ––enfermedades, accidentes, etc.––, incluso los que son graves, son una parte esperada de cualquier estudio clínico, especialmente los estudios grandes», añadió Johnson & Johnson.

Este el segundo ensayo de fase 3 para una vacuna contra el coronavirus que se detiene. El ensayo de la vacuna de AstraZeneca se suspendió el mes pasado debido a una complicación neurológica en un voluntario en el Reino Unido. Si bien el ensayo se reanudó allí y en otros países, permanece en pausa en Estados Unidos mientras la Administración de Medicinas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) investiga.