Fuente: EL Financiero
El gasto de los hogares en México cobró fuerza en junio, pero no todo fueron, ni serán aún buenas noticias, advierten expertos. Datos del INEGI destacan que en ese mes las ventas minoristas repuntaron 7.8 por ciento contra mayo, favorecidas por la reapertura de empresas, la recuperación parcial del empleo y las remesas. Se trató de la mayor alza registrada desde 2008, y el segundo avance consecutivo tras el desplome de 22.5 por ciento en abril.