*Jim Acosta se enfrentó horas antes al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una tensa rueda de prensa.

Otro País Noticias, Washington, 7 de noviembre de 2018.- La Casa Blanca retiró hoy la credencial permanente al periodista de la CNN Jim Acosta, que horas antes se enfrentó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una tensa rueda de prensa.

“Como resultado del incidente de hoy, la Casa Blanca suspende la credencial permanente del periodista involucrado hasta nuevo aviso”, dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

A Acosta, el corresponsal de la CNN en la Casa Blanca le reclamó su acreditación a su salida del edificio presidencial un agente del Servicio Secreto estadunidense, según un video del momento compartido por el periodista en Twitter.

La credencial permanente permite a un grupo selecto de periodistas entrar y salir libremente de la Casa Blanca y cubrir el día a día del presidente.

El incidente que generó la decisión de la Casa Blanca sobre Acosta ocurrió horas antes durante una rueda de prensa en la que Trump valoró los resultados de las elecciones de medio mandato celebradas este martes.

El periodista de la CNN se enzarzó en un tenso tira y afloja con Trump, que después de responder a varias de sus preguntas le retiró la palabra.

“Deja el micrófono… Te diré una cosa, la CNN debería estar avergonzada de sí misma por tenerte a ti trabajando para ellos. Eres un maleducado, una persona terrible”, dijo Trump mientras Acosta forcejeaba por el micrófono con una becaria de la Casa Blanca.

La Casa Blanca se refirió a este hecho en particular para justificar la suspensión de la credencial.

“Trump cree en la libertad de prensa y espera preguntas difíciles sobre él y su Gobierno. Sin embargo, nunca toleraremos que un periodista ponga sus manos sobre una joven mujer que solo está tratando de hacer su trabajo como becaria de la Casa Blanca. Este comportamiento es inaceptable”, dijo Sanders en el comunicado.

“Que la CNN esté orgullosa -añadió- de la forma en la que su empleado se ha comportado no es solo asqueroso, sino que es un ejemplo de su indignante desprecio por todos, incluidas las mujeres jóvenes, que trabajan en este gobierno”.

Como respuesta al comunicado de Sanders, Acosta dijo: “Esto es mentira”.

El altercado

La relación del presidente estadunidense Donald Trump con la prensa se vio marcada este miércoles por un nuevo altercado, cuando ante millones de estadunidenses el mandatario acusó a periodistas de ser hostiles hacia su persona y buscar generar divisiones raciales.

“Es tan hostil la prensa”, se lamentó Trump tras una conferencia de prensa en la que por momentos perdió la paciencia ante preguntas de reporteros como Jim Acosta, de la cadena CNN, quien le cuestionó su insistencia de calificar como invasión la caravana de migrantes.

Trump no ocultó su malestar por las preguntas de Acosta, respondiendo con sarcasmo a algunas de sus observaciones y dando un tono personal al intercambio con el periodista.

“Honestamente, yo creo que tú deberías dejarme conducir el país. Tú maneja CNN, y si lo haces bien, tus ratings serían mucho mejor”, dijo mirándolo directamente.

Cuando Acosta trató de preguntarle sobre la investigación por la supuesta colusión entre su campaña y Rusia, Trump lo interrumpió y le dio la palabra a otro reportero, lo que no impidió al primero insistir, mientras una asistente trataba de arrebatarle el micrófono.

“¡Eso es suficiente! ¡Entrega el micrófono!”, ordenó el mandatario levantando la voz, y luego se retiró del podium por unos segundos, mientras Acosta entregaba finalmente el micrófono.

“CNN, deberían estar avergonzados de tenerte trabajando para ellos. Tú eres rudo, una persona horrible. No deberías estar trabajando para CNN. Tú eres una persona horrible. La manera como tratas a (la secretaria de Prensa) Sarah Huckabee Sanders es horrible”, reprendió al reportero.

Cuando Peter Alexander, corresponsal de NBC salió en defensa de Acosta, calificándolo de “un reportero diligente”, Trump le reviró antes que terminara la frase: “tampoco soy un gran admirador tuyo, para ser honesto”.

Trump increpó también a la reportera radial April Ryan, quien trató de hacerle una pregunta mientras el mandatario respondía la de otro reportero.

“¡Siéntese, por favor! Siéntese. No la llamé”, dijo el mandatario levantando nuevamente la voz, y calificó entonces a los periodistas de hostiles.

El mandatario se mostró igualmente molesto cuando Yamiche Alcindor, corresponsal de la cadena de televisión pública PBS y afroamericana, le preguntó si su declaración en que se asumió como nacionalista se traducía en un respaldo para los nacionalistas blancos.

“Esa es una pregunta tan racista… Honestamente, sé que la habías escrito y me lo ibas a decir. Déjame decirte, esa es una pregunta racista”, reprochó a la reportera, a quien le aseguró tener una alta aprobación entre los electores afroestadunidenses gracias a su trabajo en favor de su economía. (EFE / Notimex)