*En este ataque que repelieron, al menos dos presuntos integrantes de la UPOEG resultaron muertos

 Quadratín Guerrero

Otro País Noticias, Acapulco, Gro., 28 de septiembre de 2017.- El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informó que 18 grupos de la Policía del Estado, en coordinación con efectivos del Ejército, resguardan la seguridad en Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, desde la madrugada de este jueves, después de que un grupo armado atacó la comandancia del Frente Unido para la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) y las casas de tres de sus miembros.

En un comunicado, el funcionario confirmó que el saldo de esos ataques es de una persona muerta y dos heridas que están fuera de peligro, por lo que la Fiscalía General del Estado integró la carpeta de investigación por los delitos de homicidio y lesiones, luego de realizar peritajes y recabar pruebas y testimonios en los lugares donde ocurrieron los hechos.

Sin embargo, el FUSDEG dio a conocer que son tres los muertos en el ataque de esta madrugada.

Explicó que, de acuerdo con testigos, aproximadamente a las 3:30 horas de este jueves, un grupo de hombres armados a bordo de varios vehículos irrumpieron en la base del FUSDEG, ubicada a un costado de la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, donde asesinaron al comandante Juan Ponce Nava y, de manera casi simultánea, dispararon contra las casas de dos consejeros, una localizada a un lado de la comandancia y otra en la colonia San Antonio.

Álvarez Heredia precisó que además de la persona que falleció, un hombre de 63 años y una mujer propietaria de un negocio ubicado cercano a la base del FUSDEG, resultaron heridos.

Agregó que tan pronto se tuvo reportes de lo que ocurría, ocho grupos de la Policía Estatal partieron de Acapulco y 10 más desde Chilpancingo, con dirección a Tierra Colorada, a donde arribaron a las 4:40 horas para salvaguardar a la población.

Además, efectivos del Ejército llegaron a esa cabecera municipal para reforzar la presencia de las fuerzas policiacas, por lo que en estos momentos prevalece la calma en el municipio. Por último, señaló que los miembros del FUSDEG aseguran que el ataque fue perpetrado por integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

Por su parte, el FUSDEG informó que el saldo del ataque fue de tres muertos, pues también murieron dos integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), grupo al que adjudica el ataque.

En entrevista en la comandancia del FUSDEG en Tierra Colorada, cabecera del municipio de Juan R. Escudero, el comandante Maximino Alejo Prudencio señaló que este fue “un ataque cobarde” y precisó que en el sitio agredido se encontraban el comandante Juan Ponce Nava, quien fue asesinado, y dos guardias, uno de Seguridad y una mujer de la vigilancia civil, identificados como Demetrio ‘N’ y Martha ‘N’, quienes resultaron heridos.

Alejo Prudencio explicó que las casas de los consejeros Pedro Vázquez Ramos y Romualdo Santiago Díaz, además de la del policía comunitario Joevany Contreras, fueron rafagueadas con armas de grueso calibre.

“Fue un ataque cobarde en donde se encontraban tres personas del FUSDEG aquí, hacemos responsable a Los Ardillos y a la UPOEG de este ataque”, dijo.

Sostuvo que en este ataque que repelieron, al menos dos presuntos integrantes de la UPOEG resultaron muertos. “También se llevaron sus muertitos, los recogieron en al menos nueve camionetas que participaron en este ataque simultáneo”, indicó.

Por este motivo cerraron el paso en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, justo en Tierra Colorada, pero después fue reabierto.

En la casa de uno de los consejeros del FUSDEG, Romualdo Santiago Díaz, se observan las manchas de sangre que dejaron los agresores que pretendían irrumpir en ella, pero que al ver que les contestaron la agresión, se arrepintieron y aventaron una camioneta contra el portón para ingresar y llevarse los cuerpos de dos presuntos integrantes de la UPOEG.

También mostraron los restos de las granadas de fragmentación accionadas y los cartuchos calibre de calibre 7.62, cuerno de chivo y 308 para rifle HK, que se usa para cacería y es más grande que el R-15, que quedaron regados en el piso.

Contó la familia que se escuchó una voz que ordenó el ingreso y que de inmediato los disparos a la vivienda, que se tiraron al piso y el consejero Santiago Díaz sacó su arma y contestó la agresión, por ello es que no entraron a su casa.

Por último, el comandante del FUSDEG dijo que estarán alertas y que seguirán firmes en su lucha por resguardar el municipio de Juan R. Escudero.