Cuando apenas habían pasado 24 horas desde que la revista The Atlantic publicó la primera bomba, este viernes en la noche, Fox News, la emisora favorita del presidente, publicó en Twitter una nueva acusación: Donald Trump no sólo llamó “perdedores” a los soldados de Estados Unidos que murieron la Primera Guerra Mundial; también llamó “fracasados” a todos los uniformados que fueron a la guerra de Vietnam, que el mandatario consideró “estúpida” en una conversación privada.