*La madre, de 25 años, ingirió un sobre de raticida, pero antes grabó un video en el que habla sobre el maltrato que recibía por parte de su esposo y su familia.

 

Otro País Noticias, Ciudad de México, La Paz, 16 de agosto (EFE).- El caso de una mujer que mató a sus hijos de 1, 5 y 7 años asfixiándolos y luego intentó suicidarse, al parecer por los maltratos que sufría a manos de su esposo y la familia de este, conmocionó Bolivia.

El suceso, que se conoció esta semana, ocurrió en la ciudad boliviana de Cochabamba, explicó este jueves a la agencia Efe la representante de la Red Ciudadana contra los Infanticidios y el Abuso Infantil en esa urbe, Carolina Rivera.

“Ella ha dejado una carta y dos videos, uno en el que habla sobre el maltrato que recibía por parte de su esposo y de la familia de su esposo, que era donde vivían, y también a los niños los ha filmado, a los tres niños”, indicó Rivera.

Según información preliminar que pudo obtener Rivera en la Policía, la mujer, de 25 años, primero hizo tomar unas pastillas a los menores y luego les asfixió.

Posteriormente ingirió un sobre de raticida, pero no llegó a morir, de acuerdo con esta versión.

El esposo, de profesión albañil, había salido a beber el viernes pasado y cuando volvió a su casa el lunes encontró a los niños muertos y a la madre moribunda, por lo que la llevó a un hospital, señaló Rivera.

“Ahora está en terapia intensiva en el hospital Viedma y está detenida, no permiten que se hable con ella”, agregó.

El padre de los niños fue detenido y se le investiga por la presunta violencia ejercida contra la mujer.

La activista explicó que la entidad a la que representa aguarda a que la mujer se recupere para hablar con ella y conocer de primera mano lo ocurrido.

En el primer semestre del año, la Fiscalía boliviana registró 61 feminicidios, 37 infanticidios y 12,746 casos de violencia familiar, la mayoría en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, las regiones más pobladas del país.