*La temporada de huracanes 2018 ha batido récord en el Pacífico al empata el registro de 1992

De la redacción

Otro País Noticias, México 23 octubre de 2018.-El huracán Willa se degradó a categoría 3, pero su potencia todavía representa un riesgo para estados de la costa mexicana del Pacífico, como Nayarit, Jalisco y Sinaloa.

Según las predicciones, Willa tocará tierra durante la tarde o noche de este martes, con

vientos de 205 kilómetros por hora.

El huracán se debilitó ligeramente a categoría 4 y el martes a 3, luego de un “explosivo” fortalecimiento en un muy corto periodo de tiempo, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanas, con sede en Miami.

Willa se formó la semana pasada y pasó de tormenta tropical a huracán categoría 5 en solo dos días. En 24 horas, entre domingo y lunes, Willa creció a 128 kilómetros por hora.

Aunque el crecimiento de la tormenta se hizo más lento el lunes, el Centro Nacional de Huracanes advirtió que se sigue esperando que Willa sea “un peligroso huracán mayor cuando llegue a la costa de México”.

La marejada ciclónica acompañada de “grandes y destructivas olas” está prevista en varias zonas del centro y suroeste de la costa de México. Precipitaciones de entre 15 y 30 centímetros podrían provocar deslizamientos de tierra e inundaciones en los estados de Jalisco, Nayarit y Sinaloa.

El lunes, en su cuenta de Twitter, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que había instruido al Sistema Nacional de Protección Civil tomar los pasos necesarios para proteger a todos aquellos en la ruta del huracán, así como a los afectados por la depresión tropical Vicente, un sistema menor ubicado al sur de Willa que también se espera toque tierra el martes.

Willa está en camino de ser uno de los huracanes más potentes en golpear la costa del Pacífico mexicano y cuando toque tierra serán tres años desde el paso por Jalisco del huracán Patricia, de categoría 5, el más poderoso que haya tocado tierra en el área.

Temporada récord

Willa y Vicente han ayudado a que la temporada de huracanes 2018 en el noreste del Pacífico entre a los libros de récords.

Se trata ahora de la temporada de huracanes más activa de la que se tenga registro utilizando una medida llamada “Energía Ciclónica Acumulada”, que combina el número de tormentas y su intensidad a lo largo de su vida para brindar una medición general de la actividad tropical en una región determinada.

En 2018 se han registrado 10 grandes huracanes, incluyendo a Willa, lo que empata el mayor número de huracanes en un año en el noreste del Pacífico, registrado en 1992.